“El dinero sucio en la política nos está llevando a un Estado fallido”

"Yo creo que en el 2020 iniciamos desafíos muy grandes, porque las reformas de fondo en el sistema electoral no se hicieron, siguen pendientes. Se hicieron solamente dos reformas, incompletas desde mi punto de vista, lo que tiene que ver con el control del financiamiento político, y el tema del desbloqueo con urnas electrónicas tampoco establece cómo será el resguardo de los boletines", expresó.

Respecto al control del dinero en la política manifestó que la introducción del voto preferencial o desbloqueo de listas va a generar un escenario nuevo donde los candidatos van a competir con los de su propia lista, lo cual va a cambiar mucho las cosas, pero aún no se aprobó el proyecto que busca que las rendiciones de campañas sean individuales.

"Soy muy pesimista en torno al tema, existe una ley pendiente en el Congreso, pero el tema no son solamente las leyes sino que se cumplan. Vemos lo que pasa con la propaganda electoral en las calles, varios candidatos tienen carteles pese a que la ley prohíbe. Una fiscal pidió que se retiren, pero los carteles siguen. Entonces, el problema es la impunidad, y el descontrol del dinero en la política, todo hace pensar que va a ser mucho mayor del que hubo hasta ahora", dijo.

CONSTITUCIÓN. Respecto a las intenciones de varios sectores de cambiar la Constitución Nacional, Ferrara manifestó que no es un momento oportuno para cambiar la carta magna, sobre todo por la baja calidad de los políticos y legisladores, quienes buscan más proteger sus intereses y el de los sectores que representan.

"No estoy de acuerdo, con los actuales legisladores y políticos que tenemos, con la baja formación que tienen, hay una gran desconfianza de la ciudadanía. Nuestra Constitución no es mala, el problema es la impunidad y la falta de cumplimiento. ¿Para qué queremos cambiar la Constitución, para que haya reelección?", expresó.

Respecto a la posibilidad de cambiar el diseño del Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, Ferrara señaló que el modelo actual se realizó para quitar poder al Ejecutivo, ya que el modelo de la dictadura centraba las decisiones en dicho poder, y que la situación actual es producto de la mala calidad de la política actual.

"El problema no es el diseño institucional, el problema es la deficiencia institucional, la falta de voluntad política para respetar los espacios que fueron copando. Se les puso a las universidades para que tengan sus representantes, y al final se dejaron optar por la clase política. Entonces ahora, hasta los representantes de la universidades son políticos", indicó.

Insistió en que el problema no es la ley sino la falta de voluntad política para que las instituciones funciones, sobre todo lo que tiene que ver con la justicia.

También expresó que la intención de introducir la reelección en la Constitución es peligroso y que la gente manifestó su rechazo hacia esa idea, ya que lo que hace es ampliar los vicios del poder aún más tiempo.

"Yo no estoy de acuerdo con la reelección en un país como este, donde durante cinco años ya se pasan utilizando los recursos del Estado para hacer campaña, y si tienen reelección lo van a hacer diez años seguidos. No existe deseo ciudadano de reelección, los últimos tres presidentes que quisieron introducir la reelección tuvieron un rechazo muy alto por parte del ciudadano", dijo.

Manifestó que la reelección lo que provocaría es el copamiento aún mayor de las instituciones del Estado a la clase política dominante, así como también el aprovechamiento de los recursos del Estado.

MUNICIPIOS. Respecto al fracaso del gobierno municipal asunceno y otros, dijo que no sirven como figuras jurídicas y que la corrupción en la clase política, así como su baja calidad, provocan su fracaso.

"El gran fracaso de los gobiernos municipales en general es la mala administración del dinero de Fonacide y los Royalties, el reparto del dinero lo único que hizo fue generalizar la corrupción. Yo creo que hoy el modelo de gestión de las municipalidades es absolutamente corrupto. Lo que tenemos es un modelo de descentralización donde los municipios no recaudan ni invierten, no sirven como figura jurídica. ¿Cuál es la Cámara de la vergüenza? La de Diputados. Son los que se eligen en las comunidades y la baja calidad de la representación está dada por la emergencia del dinero sucio en la política. Los políticos ya no representan a la ciudadanía, representan a los intereses económicos de quienes le dan dinero", apuntó.

JUSTICIA. Respecto a los políticos que están en la mira de la Justicia por casos de corrupción o tráfico de influencia, entre otros casos, dijo que es hora de que hayan condenas y no solamente imputaciones que terminan en blanqueo.

"Lo que faltan son condenas ejemplares a todos los políticos, a muchos y de todos los colores, no solamente imputaciones, no más la justicia selectiva", destacó, recordando que el país cuentan además con muchos presos sin condenas.

PREBENDARISMO. Ferrara también habló sobre el clientelismo como uno de los males neurálgicos en el país, y puso como ejemplo a los becados que no tienen apoyo por no ser colorados.

"Lo mismo está pasando con la investigación científica, que permite solamente lo que beneficie a los sectores económicos amigos, pero no existen políticas públicas. Yo creo que el sistema prebendario es lo que nos está matando, es lo que coopta la justicia, lo que hace que todo el Estado sea solamente para los amigos, para los amigos todo, para mis enemigos la justicia. Nuestro gran desafío está ahí, en desmontar eso, porque en ese sentido hemos retrocedido", dijo.

NARCOPOLÍTICA. El caso último de Cynthia Tarragó fue expuesto por Ferrara como otro ejemplo del dinero sucio en la política, así como el caso de Horacio Cartes, imputado en el Brasil.

"Cuando Cartes se candidató se disparó el nivel de inversión de dinero en política. Por otro lado creo que vamos camino a un Estado fallido si no hacemos algo para regular el dinero en la política, y eso no es solamente sacar leyes sino controlar y aplicar. La Justicia Electoral no tiene la capacidad, en las últimas elecciones también hubo muchas dudas en el proceso, y entonces pueden poner urnas electrónicas y lo que sea, pero si no hay confianza en el órgano que juzga, nada de eso importa", sentenció.

Fuente: UH