Diputados se planta y ratifica los polémicos aumentos para el 2020

El PGN aprobado por la Cámara Baja alcanza los G. 86,32 billones (USD 13.526 millones), y si bien está dentro del límite del déficit fiscal, aumenta el gasto salarial en unos G. 263.400 millones (USD 41,2 millones) y la rigidez del plan de gastos pasa del 92% al 94%.

Con la decisión tomada ayer, pese a la desaceleración de los ingresos y la complicada coyuntura para el 2020, los legisladores confirmaron el aumento del 16% a docentes desde abril. Además, quedaron firmes los reajustes del 7,3% a los funcionarios de la ANDE y de G. 400.000 para todo el plantel del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), ambos desde enero.

Pero además de estos incrementos, Diputados ratificó las masivas creaciones de cargos que benefician a la Corte, Fiscalía y Defensa Pública (ver la infografía).

En principio, la Cámara Baja aprobó el dictamen de la Comisión de Hacienda, que pretendía ratificar solo su presupuesto, así como el de la Fiscalía y Defensa Pública. Sin embargo, al ver que no incluía el reajuste a docentes, se realizaron una serie de confusas reconsideraciones y rectificaciones de votos, lo que desembocó en un cuarto intermedio de 90 minutos y finalmente en la ratificación de la media sanción inicial.

El diputado Sebastián Villarejo (PPQ) calificó de "circo" al tratamiento que se dio ayer al PGN 2020.

Recortes. Con la determinación de ayer, la Cámara Baja también confirmó las series de recortes y reprogramaciones hechas para generar el "colchón" que financiará el aumento del gasto salarial.

Entre los rubros recortados están: el subsidio al pasaje (transferencias), pago de medicamentos, pago de servicios básicos, jubilaciones y otros conceptos como pasajes, viáticos y mantenimiento.

La media sanción inicial de Diputados no cayó para nada bien en el Ministerio de Hacienda, que había acusado a los legisladores de violar la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF) por conceder aumentos superiores al reajuste del sueldo mínimo. La cartera advirtió incluso que si esto era sancionado recomendarían el veto a la Presidencia de la República.

El Senado, como Cámara revisora, había decidido aprobar un aumento para docentes desde julio, rechazando los demás reajustes y creaciones de cargo. No obstante, aprobó recategorizaciones para la ANDE. Pese a esto, Hacienda consideró esta propuesta como más realista e instó a la sanción de la versión Senadores.

La Cámara Alta necesita 23 votos
El proyecto de PGN 2020 pasa ahora al Senado, instancia que tiene 10 días para ratificarse o aceptar los cambios introducidos por Diputados.
La Cámara Alta necesita mayoría absoluta, es decir, 23 votos, para ratificarse y sancionar su versión del plan de gastos. Si no consigue confirmar su media sanción, quedará aprobada la versión de Diputados y pasará al Ejecutivo para promulgación o veto.
En la primera vuelta, Senadores había decidido aprobar el dictamen de la Comisión Bicameral, lo que devolvió la rigidez a su nivel inicial (92%).

Fuente: UH