Urgen amparo contra abuso de cuidacoches

Bajo el argumento de que la ciudadanía está cansada de ser coaccionada para abonar sumas que oscilan entre G. 10.000 y G. 50.000 y encontrar espacios de estacionamiento reservados con cajas de madera, baldes, troncos y otros obstáculos, la edil Pepa Kostianovsky pidió ayer que se impulse un amparo para frenar los abusos de los denominados cuidacoches.

A través de una minuta verbal, que fue aprobada por unanimidad, con carácter resolutivo, la concejala indicó que se puede recurrir a la jueza de la Niñez y la Adolescencia María Luisa Bajac, la que concedió este recurso contra los trabajadores informales en la ocasión de la final de la Copa Sudamericana, para materializar este reclamo de los conductores.

La resolución del cuerpo legislativo comunal será derivada a la mesa directiva, para que se pueda viabilizar en el menor tiempo posible este pedido.

La concejala recordó que hace cinco años atrás ya solicitaron similar medida ante el manejo discrecional de los espacios de estacionamiento por parte de esta gente, que no fue admitida por un magistrado ante la excusa de que no sabía a ciencia cierta a quién debía notificar.

"A mi entender, debemos aprovechar que la jueza Bajac admitió el amparo solicitado por el defensor del Pueblo, Miguel Godoy, pero que fue exclusivamente para la final entre Colón de Santa Fe e Independiente del Valle. Creo que es la oportunidad de pedirle a esa magistrada, que tiene ese criterio, de que la ciudadanía tiene el derecho de pagar a voluntad en todo caso y que no le obstruyan los espacios para estacionar", dijo.

ALCANCES

En otro momento, Kostianovsky señaló que se pretende que el amparo rija en toda la capital y que se prohíba a los cuidacoches utilizar todo tipo de elementos para reservar lugares para sus clientes, en detrimento de una gran mayoría de conductores que desde tempranas horas de cada jornada ya no encuentran donde estacionar.

Aclaró que una vez que se concrete esta medida, la Policía Nacional tendrá la obligación de hacerla cumplir, interviniendo en todos los casos que se quiera cobrar a los automovilistas montos exagerados por un servicio no solicitado.

Resaltó que los agentes del orden pueden realizar coberturas de hasta 24 horas, por lo que su accionar se debe extender en horario nocturno, cuando realizan espectáculos musicales como conciertos, obras de teatro y otros, en los que los informales suelen aplicar cobros que no bajan de los G. 30.000 e incluso van hasta los G. 50.000.

Ante la consulta de cómo se estaría aplicando un control efectivo sobre la gran cantidad de cuidadores de autos que se tiene en la ciudad, la edil dijo que cuando se trata de una orden judicial se debe cumplir.

"Tal vez el espíritu no sea sacarlos de las calles, sino que cobren a voluntad, que no coaccionen e incluso si quieren lavar el auto, que lo hagan. Porque no podemos negar que hay necesidad de trabajo", puntualizó.

Así como están las cosas, los cuidacoches son dueños de la calle. Con una orden judicial se puede poner orden. Pepa Kostianovsky, concejala.

1.500 cuidacoches habría en calles de Asunción, según datos de la misma asociación que nuclea a los informales.

Fuente: UH