Piñera descarta renunciar ante las persistentes protestas en Chile

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, descartó renunciar y admitió por primera vez estar dispuesto a reformar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, en un intento por acallar las protestas que siguen vivas en las calles después de 20 días.

El mandatario, que llevaba días en silencio, concedió una entrevista a la BBC de Londres en la que afirmó que no dimitirá, pese a las masivas protestas antigubernamentales marcadas por la violencia en las últimas jornadas, con enfrentamientos que el lunes dejaron a dos policías heridas por bombas incendiarias.

Al ser consultado sobre los llamados que se escuchan en Chile para que dimita, el mandatario conservador contestó tajantemente: "No". En otra parte de la entrevista afirmó: "Por supuesto que voy a llegar al fin de mi gobierno. Fui elegido democráticamente por una enorme mayoría de chilenos". Los gritos de "¡Renuncia Piñera!" se escuchan con fuerza en las manifestaciones callejeras, una medida que no está establecida como tal en la Constitución chilena, aunque establece mecanismos de sucesión.

Si la renuncia se produce antes de que falten dos años para completar el mandato de cuatro años –cumple 24 meses en el poder el próximo mes de marzo–, el presidente es remplazado por el ministro del Interior, quien debe convocar a nuevas elecciones. Quien gane esos comicios, asume hasta que finalice el mandato original de Piñera. En caso de una renuncia a menos de dos años, es el Congreso el que debe decidir el nombre del reemplazante.

Como una opción para desactivar la crisis, Piñera también se mostró por primera vez abierto a reformar la Constitución que data de la dictadura de Pinochet (1973-1990). "Estamos dispuestos a conversarlo todo, incluyendo una reforma a la Constitución", afirmó el mandatario.

Piñera encaró el estallido social con un paquete de reformas sociales, que incluyen un aumento de 20% en las pensiones básicas y una rebaja en las cuentas de la electricidad. Removió a 8 de sus 24 ministros, incluido su jefe de gabinete y primo Andrés Chadwick, y a su ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

resultado positivo. El 79% de los chilenos considera que las movilizaciones que se están dando en el país para reclamar mejoras sociales van a tener consecuencias positivas y conseguir que las cosas estén mejor, según el resultado de un sondeo de la encuestadora Criteria difundido ayer. En contra, 12% piensa que las protestas no van a servir para nada y que las cosas van a seguir igual y 9% cree que las movilizaciones van a tener consecuencias negativas. El sondeo recogió la opinión de una muestra total de 1.005 casos de hombres y mujeres de todo el país mayores de 18 años, y fue realizado mediante un panel online entre el 25 y 29 de octubre, en medio de la crisis social que vive Chile desde el 18 de octubre, cuando prendió una ola de manifestaciones masivas que aún continúa.

Lanza un plan para apoyar a 6.800 pymes por la crisis
El presidente Sebastián Piñera anunció ayer un paquete de medidas, que incluyen subsidios, agilización de pagos y flexibilización de impuestos, para 6.800 micro, pequeñas y medianas empresas afectadas por destrozos, saqueos e incendios ocurridos en el marco del estallido social en el país. Después de lamentar los hechos de violencia de las últimas dos semanas y media y enumerar las medidas sociales que su gobierno planteó para responder a esta crisis social –consideradas insuficientes por la oposición y manifestantes–, Piñera lanzó el programa Levantemos tu pyme, que va a beneficiar a 6.800 micro, pequeñas y medianas empresas que resultaron dañadas según un catastro que hizo el Ministerio de Economía.

Fuente: UH