H2O de Ñemby converge música y medioambiente en el Municipal

Mañana, a las 19.30, en el Teatro Municipal Ignacio A. Pane (Presidente Franco y Chile) tendrá lugar el concierto clausura H2O Sonidos de Ñemby. El recital da cierre a las actividades llevadas adelante durante el 2019, en el marco del proyecto comunitario que conjuga la música y el cuidado del medioambiente. El acceso es libre.

En la velada se presenta la Orquesta de Cámara de la ciudad, y marcan presencia colegios aliados, referentes del Municipio, organizaciones de la sociedad civil y colaboradores de empresas privadas; todos ellos partícipes de las iniciativas realizadas durante el 2019. Además del recital, las instituciones educativas involucradas presentan los proyectos ambientales desarrollados en el año.

"Será un concierto muy emotivo, cargado de una visión ambiental. Los chicos son muy talentosos. Esa carga emocional del arte es abrazada por la juventud", refiere el maestro Luis Szarán, director de la iniciativa, sobre los músicos que se presentan en la noche especial.

El repertorio está integrado por una diversidad de géneros, desde música paraguaya, con temas como Chokokue kera yvoty, de Mauricio Cardozo Ocampo; Punteada okara, de Enrique Coeffier; hasta el pop, representado por Clocks, de Coldpay; Uptown funk, de Bruno Mars, entre otros. La orquesta de cámara está dirigida por Alcides González, mientras que Fátima Estigarribia toma la batuta con los iniciados.

COMUNIDAD. "Ñemby integra la red de 52 comunidades del proyecto Sonidos de la Tierra -H2O. Cada una se encuentra ubicada sobre cuencas, con una escuela de música para que los jóvenes desarrollen su talento. A esto se le suma el componente ambiental; cada pueblo toma una causa y trabaja por ello. En este caso, se trata del cuidado del arroyo Pa'i Ñu, que cruza toda la ciudad", explica el maestro Szarán.

Al referirse sobre los resultados del proyecto en Ñemby, Szarán señala que por un lado le conmueve la voluntad de los propios jóvenes "que quieren vivir en un ambiente sano", y por otro lado, que al igual que en tantas otras ciudades, el programa H2O logró incidir en las políticas públicas locales, incluso en aquellos en donde ni se contemplaba el cuidado ambiental.

"Son los jóvenes los que logran, ellos abren las puertas, nosotros instalamos el programa, les acompañamos, pero son ellos quienes generan estas alianzas. Es emocionante ver cómo se suman numerosos actores de la sociedad; la familia, los municipios, empresas privadas que apoyan y se genera el cambio", indica.

MÚSICA. Al haber construido al lado de la música una larga trayectoria, el maestro Szarán destaca la incidencia y la amplitud de la misma, que puede brindar una satisfacción emocional, espiritual, e incluso proveer la sensación de que uno nunca está solo. Pero sobre todo –asegura– tiene el potencial de erigirse como una herramienta para la transformación social, como el caso del proyecto H2O, que une la música y el cuidado ambiental en un solo propósito.

"Dedico mi vida a diferentes frentes y estilos de música. Los elementos que se manejan en ella ayudan mucho en la vida diaria de las personas, más allá de que sean músicos o no. Es un instrumento tremendo para brindar el complemento que necesita la educación integral de un individuo y es una poderosa herramienta para el cambio social", sentencia.

A saber
Evento: Concierto clausura – H2O Sonidos de Ñemby, a cargo de la Cámara de la ciudad de Ñemby.
Fecha: Miércoles 20.
Hora: 19.30.
Local: Teatro Municipal Ignacio A. Pane (Alberdi y Presidente Franco).
Entrada: Acceso libre y gratuito.
Repertorio:
Chiquitita (Abba), Andantino (Suzuki), Chokokue kera yvoty (M. Cardozo Ocampo), Farandole (George Bizet), Doble de Bach (Johann Sebastian Bach), Clocks (Coldplay), Uptown Funk (Mark Ronson y Bruno Mars), Punteada okara (Enrique Coeffier), Gallito cantor (José Asunción Flores), Che trompo arasa (Herminio Giménez), Alma y violín (Lorenzo Álvarez), Ndarekoi la culpa (Anónimo), Sonidos del agua (Carolina Fernández y Eliodoro Fleitas), entre otras composiciones.

Fuente: UH