Contrataciones Públicas ordena suspensión de licitación de urnas electrónicas

Seitz también resolvió la apertura del procedimiento de investigación de oficio y designó, mediante el mismo documento, a Melody Martínez como funcionaria responsable del procedimiento de investigación.

Los cuestionamientos contra el proceso de contratación surgieron luego de que el TSJE estableciera adendas de último momento al pliego de bases y condiciones, con lo que se generaron sospechas de que podría favorecer a una de las empresas internacionales que se presentarán para la licitación pública.

En ese sentido, fue la firma británica Smartmatic que entre sus objeciones acusó que el llamado está elaborado para favorecer a la empresa argentina Magic Software Argentina (MSA).

Nota relacionada: Hay llamativa adenda en licitación para la votación electrónica

Esto, a causa de que el TSJE solicitó que la boleta de voto se imprima en papel de 90 gramos, "dejando de lado a multinacionales dedicadas exclusivamente al ámbito electoral", en beneficio de la argentina MSA, la única de las oferentes cuyas máquinas imprimen papeles de estas características, sostiene la objeción.

Asimismo, la empresa se mostró en contra de que el pliego de bases y condiciones exija que las máquinas tengan una autonomía de 12 horas, pero con batería interna, y que, de nuevo, la argentina MSA sea la única que cuenta con máquinas de batería interna de 12 horas.

El Gobierno pretende destinar G. 138.460 millones (alrededor de USD 21.5 millones) en la renta de 15.000 urnas electrónicas. Este lunes se procedió a la apertura de los sobres esenciales entregados por dos empresas oferentes que se presentaron.

Fuente: UH