Apuntan a políticas sociales contra problemas de conducta

Ante la alarmante cifra de conductas antisociales y delictivas en adolescentes arrojadas tras un trabajo de investigación de alumnos del primer año de Ciencias Básicas del Colegio Sembrador, se encendió la alerta sobre el tema en Alto Paraná.

"El trabajo sobre conductas antisociales y delictivas en estudiantes es solamente descriptivo, lo bueno sería que se comience a debatir sobre esos resultados en la sociedad y en los medios, que existe ese tipo de conductas ya desde la infancia y la adolescencia y buscar las medidas positivas para solucionarlos", dijo el docente Tito Benítez, filósofo y estudiante de sicología.

Las cifras presentadas en la Expo Habilidades del mencionado colegio esteño hablan de 61% de estudiantes que presentaron conductas delictivas y el 52% antisociales. "El proyecto en su significación es para reflexionar que es necesario que ciertas situaciones de la sociedad pasen por la ciencia, para que en la sociedad se reflexione y que se realicen políticas sociales para que se pueda remediar eso", agregó el profesional.

El trabajo arrojó además que las prácticas delictivas que más realizan es entrar a lugares prohibidos, como clubes, discotecas, llevando alcohol, mientras que en la conducta antisocial más practicada es decir groserías. "Los niveles están aumentando y nos imaginamos que de 10 a 15 años el alumno puede dedicarse ya a un tipo de delincuencia, aumentar la violencia intrafamiliar. Podemos vivir como una especie de jungla en la sociedad", comentó Benítez.

Los estudiantes eligieron trabajar en colegios privados, donde los adolescentes tienen mejores condiciones económicas, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos desconocen ciertas realidades como viajar en un transporte público, conforme a lo señalado por el docente.

RESPUESTA. Para el profesor estos índices deben ser tomadas por las instituciones como el Ministerio de Educación y Ciencia, la Secretaría Nacional Antidrogas y otras que trabajan por la sociedad, para abrir un debate y plantear soluciones positivas para el flagelo. "No podemos dejar de mirar esta realidad donde parece ser que las cosas simplemente se solucionan a la bartola, con medidas represivas nomás y no se buscan medidas más positivas como sociedad", comentó.

Agregó que si en la escuela ya están teniendo estas conductas, "mañana vamos a tener que contratar más Lince, más agentes de la Senad. Como profesor nos preocupa". "Los colegios están siendo dejados a la deriva, no se aborda con un equipo profesional, porque no hay sicólogos, asistentes sociales y no se debaten de manera abierta estos problemas. Tampoco las Universidades están haciendo ese trabajo. Se debe poner como políticas sociales", remató.

Tiempos difíciles
Para Obdulio García, presidente de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas del Alto Paraná (AIEPAP), aportan negativamente a estas conductas el mal uso de la tecnología, adolescentes de 14 años que usan vapeador, y la proliferación de los tipos de drogas. "Sociológicamente hablando estamos viviendo tiempos difíciles (…), hay chicos que acceden a internet a altas horas de la noche, entran a sitios pornográficos que no son aptos para menores. El acceso a la tecnología permite todo, se generan bulling y otras situaciones", agregó el directivo.
Afirmo que se dejan de lado cosas que puedan contribuir a la formación de los jóvenes "estamos en tiempos de consumismo, de relativismo, el valor de la palabra se perdió, el facilismo y los padres tienen que trabajar y hace muchas veces que no tienen control sobre los actos de sus hijos", explicó.

Fuente: UH