Agente policial mata a su pareja en una escuela y luego se quita la vida

Un agente de la Policía Nacional recibió ayer la notificación de una orden judicial de exclusión del hogar, prohibición de acceso al inmueble donde convivía con su pareja y la prohibición de acercarse a ella en un radio de 300 metros. Lleno de rabia, fue a reclamarle a la mujer en su lugar de trabajo, allí discutieron, sacó su arma, la mató y luego se autoeliminó. La pareja deja huérfanos a dos hijos de 13 y 10 años.

El uniformado fue citado para una audiencia ante la jueza de Paz Eugenia Alegre, que debía realizarse mañana.

El feminicidio y posterior suicidio se registró ayer, cerca de las 15.00, en el interior de la Eco Escuela Nivel Inicial de San Juan Bautista, donde la víctima, identificada como Maria Doricel Marecos Portillo, era directora.

El autor del crimen fue identificado como Hever Cornelio Gómez, suboficial inspector de la Policía Nacional comisionado al Poder Judicial de San Juan Bautista.

El informe policial indica que el suboficial Gómez llegó ofuscado hasta la mencionada institución educativa, donde su esposa estaba reunida en una de las aulas con otras dos docentes.

En ese momento, el policía solicitó a la mujer que salga al patio para conversar sobre la notificación que le llegó, pero la mujer se negó.

Sin embargo, ante la insistencia del hombre, la mujer salió al patio, donde discutieron un rato y al momento de querer ingresar nuevamente al aula, Hever Cornelio disparó con su arma reglamentaria contra Doricel, quien cayó muerta en el sitio, y acto seguido se autoeliminó.

ANTECEDENTES. El comisario Francisco Cristaldo, jefe del Departamento de Prevención de Misiones, explicó que el suboficial y su pareja ya tenían antecedentes de violencia que fueron denunciadas. Precisó que la pareja desde hace un tiempo venía manteniendo un mal relacionamiento conyugal, debido a un problema que no estaban logrando solucionar.

Después de una de las discusiones que mantuvo la pareja días atrás, la mujer decidió formular una denuncia por agresión contra el uniformado.

Ante esta situación, la jueza de Paz, Eugenia Alegre, notificó al uniformado sobre las medidas que debía cumplir, como la prohibición de acercarse a su pareja. Asimismo, la magistrada fijó una audiencia para Gómez, que debía llevarse a cabo mañana, a las 8.00, en el Palacio de Justicia.

El lamentable hecho conmocionó a todos los pobladores de San Juan Bautista, debido a que ambos eran oriundos del lugar y bastante conocidos por la ciudadanía.





























Fuente: UH