Llamativo caso de homicidio se produce en San Lorenzo

En el domicilio situado en las calles Juana de Lara esquina Cañaveral del barrio Reducto, de la ciudad de San Lorenzo, Departamento Central, fue hallado en la madrugada de este viernes el cuerpo sin vida de Hernesto González López, de 36 años, con un disparo de arma de fuego a la altura del pecho.

El comisario Rubén Paredes, jefe de Investigación de Delitos de Central, fue consultado en NPY si el hombre es personal militar, y no descartó el cargo.

En el mismo lugar también fue encontrado tendido en el suelo, herido, el propietario de la vivienda de nombre Arnaldo Daniel López Almada, de 45 años, que fue trasladado al Hospital de Calle’i, según el reporte policial de la Comisaría 31ª Central de la zona.

De acuerdo con las primeras investigaciones del caso, el homicidio se dio en extrañas circunstancias. Paredes refirió que la escena del crimen no coincide con el relato del dueño de la casa.

Este sostiene en su versión que cuando ingresaba en su vehículo a su domicilio, bajó a cerrar el portón y fue en ese ínterin que detrás de él ingresó presuntamente un desconocido, quien lo redujo diciéndole que era un asalto, aseguró el jefe policial.

El comisario detalló que además, el propietario alegó que el asaltante lo mantuvo maniatado, lo torturó y le rompió la cabeza, pero que en un momento logró zafar, tomó su arma y disparó contra el supuesto asaltante.

Rubén Paredes, por su parte, refirió que en el interior de la vivienda fue encontrada una pistola de calibre 9 milímetros, propiedad del dueño de casa, pero que los disparos fueron producidos con balas de calibre 7,65 milímetros.

Dijo que en poder del fallecido tampoco se encontró ningún arma de fuego.

"Eso lo que no coincide, porque si realmente ingresa para asaltarlo o matarlo, va a entrar con su arma en mano. (…) Cómo le va a reducir a la víctima sin arma", señaló en ese sentido.

Afirmó que del sitio no se robó nada, y que el hombre que permanece internado en el Hospital de Calle'i tiene una orden de detención en su contra con resguardo de efectivos policiales, debido a los argumentos que sostiene.

La Policía Nacional procederá a recabar datos de los vecinos para conocer si la víctima del homicidio era habitué o no del lugar.

López Almada está en proceso de separación, no vive con su esposa, y es comerciante.

Fuente: UH