Empleados y alumnos protestaron por la expropiación de estancia

Funcionarios administrativos, empleados de campo y alumnos de la escuela de la estancia Alegría de Tacuatí se manifestaron ayer sobre la ruta PY08 en contra del proyecto de expropiación que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados. Las tierras pretendidas por unas 150 familias pertenecen a la Finca 398, donde funciona la Agroganadera Willersinn, del alemán Herber Willersinn, instalada desde 1982 en el país.

El proyecto fue presentado por varios legisladores, tanto liberales como colorados, quienes argumentan que las tierras no cumplen una función social y no están bien explotadas y que la lucha de los campesinos que exigen un pedazo del terreno data en la zona de hace 11 años.

Sin embargo, los manifestantes piden a la Cámara de Senadores rechazar el proyecto porque si se aprueba dejaría a centenares de niños sin escuela y a sus padres sin trabajo, según señalaron.

El proyecto contempla la expropiación de 1.500 hectáreas. Los depósitos, las oficinas administrativas y el casco central del establecimiento quedan dentro de las 1.500 hectáreas a ser expropiadas.

Esta empresa desde que se instaló en la zona en 1982 ya daba trabajo a miles de paraguayos, señalaron los empleados. Sus propietarios son alemanes que vinieron a invertir en el país en ganadería y agricultura y posee más de 40.000 hectáreas en todo el país.

En este establecimiento cuentan con la escuela subvencionada en donde estudian los hijos de los empleados. Además, cedieron una parte para la instalación de la Subárea de Pacificación de la Fuerza de Tarea Conjunta.

Luis Morínigo, administrador de la estancia, expresó que lo resuelto en Diputados sorprendió a todos, ya que toda la propiedad está explotada y con buena producción.

"La propiedad tiene 11.800 hectáreas y en las 1.500 hectáreas que solicitan para la expropiación incluyen los depósitos, oficinas administrativas, la escuela y millones de dólares en inversión física realizada en estos casi 40 años de presencia en el país. Si esto se aprueba, se dejaría a un centenar de familias sin fuentes de trabajo y a los niños sin escuela", señaló Morínigo.

El casco central de esta estancia se encuentra sobre la ruta PY08, en la entrada de la colonia menonita Manitoba.

DEFIENDEN EXPROPIACIÓN. "Tenemos la obligación de defender los intereses de los más desfavorecidos. La lucha de los campesinos por la tierra es dolorosa y sangrienta", aseveró el lunes el diputado Pastor Vera, uno de los proyectistas. Indicó que la situación en el campo es grave y los campesinos se sienten acorralados por la falta de un pedazo de tierra.

Señaló que en la zona de San Pedro no se realizan expropiaciones desde hace 20 años.

Fuente: UH