Banquinas y aceras destruidas arriesgan a peatones

Al precario parcheado que presenta en amplios y diferentes tramos la carpeta asfáltica de la castigada ruta PY01, desde San Lorenzo hasta Encarnación, se suma el pésimo estado en el que se encuentran las veredas y las banquinas que deben constituir un resguardo para los peatones que buscan seguir la marcha en medio de vehículos que circulan a gran velocidad.

Esta situación no solo se da en los tramos rurales que tienen esta vía de circulación sino también en las zonas urbanas que cruzan, donde las aceras indistintamente o están destruidas o sencillamente no existen.

Uno de los casos que evidencian mayor peligro para las personas se tiene en el Municipio sanlorenzano. Las losas que cubren un profundo canal de agua que recorre la ruta está abierta en enormes agujeros con oxidadas varillas en punta, que en días de precipitación no pueden detectarse a simple vista.

Asimismo se tienen casos en los cuales estos espacios públicos están obstaculizados por chatarras, puestos de venta de frutas, auto-partes, alimentos, entre otros, o vehículos que quedan estacionados de manera irregular.

Las banquinas no presentan mejor panorama. Ganadas por malezas, por pérdida del material que las cubre, por baches o resquebrajamientos, no cumplen la función de protección para los transeúntes.

En un alto porcentaje ni siquiera se tiene la señalización horizontal que divide el asfaltado de lo que debería ser una vereda, elevando aún más el riesgo que a cada instante se cierne sobre la gente que debe atravesar estos lugares para cumplir con sus compromisos.

En todas las situaciones mencionadas, los peatones se ven obligados a bajar al pavimento para continuar la marcha, bajo el riesgo de ser arrollados.

PROVISIÓN.

Si bien el jefe del Departamento de Conservación del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), ingeniero Carlos Casati, anunció que entre lo que queda de este año e inicios del 2020 están previstas licitaciones bajo varias modalidades para mejoramiento y reconstrucción de algunos trayectos de la ruta PY01, también admitió que tienen problemas con la provisión de insumos.

En ese sentido informó que recientemente se logró rescindir del contrato con la empresa Betupar SA por incumplimiento de contrato, firmado el 19 de julio de este año, lo cual dejó desabastecidas a cuatro de las cinco plantas con las que cuenta esta cartera ministerial para enfrentar los daños que se producen en las principales rutas del país.

En ese sentido, Casati indicó que el montó de la fallida adjudicación es de G. 32 mil millones, en un proceso en el cual se está viendo cómo otorgar a la segunda oferta más baja que participó de esta convocatoria.

"Esto no quiere decir que mañana ya tendremos asfalto para reparar rutas y banquinas. Llevará su tiempo todavía. Lo cierto es que cuatro de nuestras plantas en el país quedaron desabastecidas y solo la de Itauguá contaba con los insumos necesarios, los cuales tirábamos a puchitos a las demás para enfrentar las situaciones más complicadas", resaltó.

Recordó que otro problema que se les planteó a principios de este 2019 es el de la falta de provisión de pinturas para encarar la señalización horizontal de estas carreteras, en una situación que a la fecha aún no pudo subsanarse, ya que el contrato no pudo ser reactivado.

"Es un panorama bastante delicado el que enfrentamos actualmente pero hay procesos que ya arrancaron y que en lo que resta de este año y en el arranque del próximo ya podremos definir para encarar las reparaciones exigidas por la ciudadanía", expresó finalmente.

Crítico. Tanto en zonas rurales como urbanas, un alto porcentaje de esos pasos están destrozados.

Sombrío. El MOPC anuló la adjudicación para provisión de asfalto y se encuentra desabastecida.

Las losas que cubrían el canal se rompieron hace diez años. Cuando llueve no se ven esos agujeros. El peligro es real. Alexander Giménez. San Lorenzo.

32.000 millones de guaraníes fue el monto licitado este año para proveer asfalto, en adjudicación que fue anulada.

1 sola planta del MOPC, la de Itauguá, tiene material asfáltico actualmente para reparar tramos dañados.

Fuente: UH