🇵🇾 Asunción perdió su belleza por “improvisaciones” de gobiernos

CRÍTICA. Indicó que proyectos solo deterioraron la naturaleza y eficiencia estructural de la capital.

RECLAMO. Abogó por un sistema de transporte masivo de pasajeros que evite uso del vehículo.

CONTRASENTIDO. Cuestionó asfaltado de calles, ya que capacidad de mantenimiento está rebasada.

La seguidilla de obras que se realizaron por décadas sin ningún tipo de planificación y de manera improvisada, las que tuvieron su énfasis durante la dictadura stronista con la construcción de elefantes blancos, fueron las responsables de la pérdida de la belleza natural y la estructura eficiente que caracterizaron a Asunción, según la opinión de Jorge Rubiani, arquitecto urbanista e historiador.

El profesional definió así el panorama actual que tiene la Madre de Ciudades al momento de festejarse sus 482 años de fundación.

"Tendríamos que ajustar el sentido de la palabra progreso, que es vivir mejor, la incorporación de un elemento innovador que nos ayude a tener mayor confort, mejores comodidades, una posibilidad de disfrutar mejor de la vida. Pero acá tuvimos un montón de obras que deterioraron lo natural que tenía Asunción, que ha perdido mucho. No incorporó nada positivo y ha perdido mucho de lo natural, bello y eficiente que tenía", lamentó.

Agregó que "cuando dejamos de considerar el orden natural de una ciudad para imponer el orden geométrico, legal o el de las necesidades de inversión, algo anda mal. Acá han echado árboles enteros para poner gigantografías o para hacer la autopista Ñu Guasu echaron 700 árboles para que sea más rápida en un sector de 2,7 kilómetros, trayendo el mismo despelote de Luque al despelote de la avenida Artigas. Los vialeros felices porque tienen pavimentos que construir".

"Ninguna de las grandes estructuras viales que se hicieron, ninguno de los viaductos, ha mejorado el tránsito de la capital, porque se ha dado una cuestión elemental: cuando hacemos una vía más rápida lo único que hace es convocar más tránsito si es que no se ha estudiado el tema en conjunto", dijo.

PLANIFICACIÓN

En otro momento, el arquitecto e historiador Jorge Rubiani sentenció que la planificación siempre estuvo ausente en los procedimientos del gobierno municipal.

"Ahora se amplía la Costanera Norte y se anuncia la Costanera Sur, en un momento en que el mundo mira aterrado la situación climática. Y nosotros seguimos deteriorando el medio natural para construir vías de acceso que no nos llevan a ninguna parte. Estamos construyendo al borde del río, como en tiempos de la colonia, no sé cuántos edificios para oficinas públicas que van a convocar a una población de entre 600.000 a 700.000 personas todos los días. Eso será un caos porque no es planificado y sí es improvisado, por más que venga con moñitos y celofanes", sostuvo.

Abogó por una planificación vial que contemple las incorporaciones que se están haciendo y que prevea un sistema de transporte masivo que evite el uso de automóviles, que lo único que hacen es contaminar el medioambiente con dióxido de carbono y otros gases venenosos.

"Ningún gobierno tuvo proyectos. Arnaldo Samaniego pavimentó 850 cuadras, pero lo hizo matando el verde, sin escurrimiento del agua, sin señalización ni limpieza. Mi pavimento tiene 20 años y hace más o menos 2 años que no pasa un barrendero. Para qué seguir pavimentando si la capacidad comunal para mantenerlas, bachearlas o para controlar el tráfico ha sido rebasada hace tiempo. Las calles pavimentadas en los barrios no tienen ni señalización", puntualizó.

Fuente: UH