Rivas debe dar el martes su versión sobre los caseros

Luego de un año y dos meses de que el representante del Ministerio Público haya presentado imputación en contra del legislador cartista por los delitos de cobro indebido de honorarios, estafa, expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso y uso de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso, finalmente, podrá ser indagado. Además, el Ministerio Público imputó a los tres caseros del legislador cartista: Reinaldo Chaparro Penayo, Lucio Romero Caballero y Nery Antonio Franco González.

El investigador no lo podía citar debido a que Rivas estaba protegido por los fueros parlamentarios. Sin embargo, en mayo pasado, solicitó que le despojen de los fueros para que la Justicia pueda proseguir con el proceso iniciado en su contra.

Cabe destacar que para el 30 de julio, a las 9.00, el diputado también deberá comparecer ante la jueza Letizia Paredes, pero para su audiencia de imposición de medidas.

ANTECEDENTES DEL CASO. La pesquisa, a cargo del fiscal anticorrupción Luis Piñánez, duró más de un año y se inició luego de una investigación periodística de ÚH que corroboró con fotografías y videos que Rivas mantuvo como funcionarios a su cargo en el Congreso al casero de su quinta en el Departamento de Paraguarí (Lucio Romero), un empleado de un comercio familiar en Ybycuí (Nery Franco) y el casero de su residencia en Lambaré (Reinaldo Chaparro).

La hipótesis fiscal se basa en el registro de ubicación de llamadas entrantes y salientes de las líneas de telefonía celular que Chaparro, Romero y Franco declararon como suyas en sus legajos ante la Dirección de Recursos Humanos de la Cámara Baja.

A partir del registro proveído por las empresas telefónicas, el investigador constató que estos en ningún momento estuvieron en sus puestos laborales en la Cámara de Diputados, ni siquiera en la zona del Parlamento, durante los días en los que el diputado Rivas participó en sesiones ordinarias y extraordinarias en el recinto parlamentario, entre julio de 2016 y marzo de 2017. A pesar de esto, durante todos esos meses, los tres supuestos funcionarios firmaron planillas de registro de entrada y salida en el Congreso.

Fuente: UH