Madre de joven detenido en Zeballos Cué acusa de prepotente a policía

Modesta Candia manifestó que su hijo, Ángel Pedro Amor, estuvo preso por un caso que calificó de irregular y luego fue denunciado por violencia doméstica, pero que ya estaba sin problemas con la justicia. Explicó que el joven tampoco puede conseguir trabajo porque no tiene cédula.

El mismo fue detenido el viernes en el barrio Zeballos Cué de Asunción y su caso generó un conflicto entre la Policía Nacional y la Fiscalía. Incluso, pobladores de la zona hicieron manifestaciones para expresar su apoyo a favor de los uniformados.

Amor fue abordado por agentes policiales quienes le requirieron el documento y, al no tenerlo consigo, lo llevaron. Candia indicó que una vecina le avisó lo que le pasaba a su hijo por lo que salió apurada hacia el lugar, a una cuadra de su vivienda.

Al llegar -según su versión- se encontró con su hijo agarrado por el cuello por uno de los dos intervinientes, mientras otro le tapaba la boca para que no grite. Sostuvo que el oficial Carlos Vázquez se portó de manera prepotente, en contacto con la emisora 800 AM.

Nota relacionada: Zeballenses apoyan a policía y se pronuncian en contra de fiscal

Aseguró que cuando ella le pidió la orden de detención, el interviniente amenazó con llevarla también a ella al recinto policial. Posteriormente, el oficial comunicó al fiscal Víctor Maldonado la detención del joven y le preguntó si iba a decretar su prisión.

El representante del Ministerio Público ordenó su inmediata liberación, al no contar con una orden en su contra. La conversación entre ambos se filtró y los zeballenses se manifestaron en contra de Maldonado.

"Es que uno tiene que saber con qué tipo de autoridad tiene que convivir porque ese jovencito es muy prepotente y ahora le hace así a mi hijo, el día de mañana puede ser uno de sus hijos", advirtió.

Nota relacionada: Conflicto entre policía y fiscal por aparente detención irregular

Cree que sus vecinos también piensan que su hijo es un delincuente, pero ella afirmó que no es así. Señaló que Pedro Amor es peluquero y trabaja en la casa, pero nadie se quiere acercar porque tienen ese prejuicio.

Temor a salir a la calle

Por otro lado, la mujer comentó que Ángel tiene miedo de salir porque en una ocasión, cuando estaba en el colegio, un agente policial le pegó en plena vía pública. Ahora ni quiere salir de su casa, luego del incidente del viernes pasado.

Aseguró que el joven tampoco quiere ir a retirar su cédula de Identificaciones, porque quiere evitar ser abordado por algún efectivo policial.

Fuente: UH