Cae Lico´i, el mayor proveedor de marihuana paraguaya para el Brasil

Además de Lico´i fueron capturados su pareja, Ana Raquel Colmán Fernández (23), y uno de sus secretarios, Pelayo Denis Esquivel (50); este último quedó herido tras intentar repeler el avance de los policías.

En la refriega fue abatido uno de los lugartenientes de Lico´i, pero el mismo no fue identificado aún, ya que sus huellas no aparecen en el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS) de Paraguay, y sus datos fueron enviados al Brasil para su identificación.

Los investigadores confirmaron que en la balacera logró huir del lugar Felipe Barón Escurra Rodríguez (41), uno de los antiguos capos de la mafia del narcotráfico más buscados, y que se había aliado a Lico´i para continuar operando en el rubro.

De la operación participaron los agentes de Antisecuestro, Crimen Organizado, Grupo Táctico Halcón, y Grupo Táctico Lobo. Tuvieron la colaboración de un helicóptero UH1H artillado y otro UH1H para el traslado de fiscales.

Por otra parte, la Policía Federal brasileña había preparado un retén con fusileros al otro lado de la frontera, por si los objetivos huían hacia ese sector.

En la escena, los policías incautaron dos fusiles de asalto Avtomat Kalashnikova modelo 1947, drogas y teléfonos celulares.

INMENSO. Los policías encontraron 10 campamentos en el lugar, cada una con grandes cantidades de bolsas de arpillera listas para prensar. El encargado de la investigación, el agente fiscal Hugo Volpe, indicó que la estimación que hacen, en base a las evidencias y la estructura, es que en ese laboratorio se producía alrededor de 3 mil kilos de marihuana por día.

Por su parte, el jefe del DASP (Departamento Antisecuestro de Personas), comisario principal Nimio Cardozo, indicó que la base logística de esta estructura estaba estratégicamente colocada para trasladar droga a toda hora, ya que estaban a 10 metros de la ruta que va de Bado a Pedro Juan Caballero, a 20 kilómetros del centro de Bado.

A esto se le suma que aprovechaban la frontera seca con el Brasil, por donde la facción criminal paulista, Primer Comando Capital (PCC) llevaba la droga al lado brasileño para distribuirla.

Fuente: UH