Retorno de humanos a la Luna en 2024 podría costar USD 30.000 millones

El programa Apolo, que Estados Unidos inició en 1961 y concluyó en 1972, tuvo un costo total de USD 25.000 millones que, teniendo en cuenta la inflación, equivaldrían a unos USD 152.800 millones actuales.

Aquel programa alcanzó su momento culminante hace casi 50 años cuando dos astronautas descendieron en la Luna en la misión Apolo 11, que costó USD 6.000 millones de entonces, equivalentes a unos USD 30.000 millones de ahora teniendo en cuenta la inflación.

La NASA, que ahora bautizó su programa lunar como Artemisa, en recuerdo de la diosa de la caza, los bosques y hermana de Apolo, planifica enviar un hombre y una mujer a la Luna en 2024.

Bridestine recordó que la gran diferencia entre el programa Apolo y el programa Artemisa es que el primero culminó con breves estancias de humanos en la Luna, en tanto que el segundo apunta a establecer una presencia permanente allí.

El plan incluye la participación de compañías privadas y socios internacionales, la construcción de una estación espacial lunar, el descenso de humanos en el polo sur de la Luna dentro de cinco años y la compaginación del proyecto como un ensayo de una futura misión a Marte.

Le puede interesar: La NASA anuncia viajes comerciales a la Estación Espacial Internacional

Los fondos para el programa Artemisa, explicó el funcionario, se añaden al presupuesto regular de la agencia tal como Bridenstine ya ha dicho ante el Congreso, prometiendo que el esfuerzo por colocar humanos otra vez en la Luna no restará fondos a otras actividades de la agencia aeroespacial.

El programa incluye una misión no tripulada en 2020 con una cápsula que orbitará la Luna y en 2022 se enviará una misión tripulada que también orbitará la Luna.

Será en 2020 cuando de nuevo un hombre y, por primera vez, una mujer, pisen con sus botas de astronauta el suelo lunar.

Las tres misiones serán llevadas al espacio impulsadas por el cohete más grande hasta ahora construido, el Space Launc System, cuya producción encabeza Boeing.

También puede leer: La NASA ofrece al público «pasajes» simbólicos a Marte

En la punta de ese cohete irá la cápsula Orion, para cuya construcción Lockheed Martin es el contratista principal.

Además de estas misiones, que serán tareas exclusivas de la NASA, habrá otros cinco lanzamientos para situar en la órbita lunar los componentes para la construcción de la miniestación espacial Gateway, que servirá de lanzadera para los descensos en la Luna.

Estas cinco misiones entre 2022 y 2024 estarán en manos de empresas privadas, según los planes de la NASA.

Fuente: EFE


Fuente: UH