Nuevo giro en caso de policía que mató a supuesto delincuente

Romina Solís se presentó este sábado a la Morgue Judicial para reconocer el cuerpo de su marido, Isaac Bobadilla, fallecido en horas de la madrugada en manos del suboficial Álvaro Gómez.

Entre lágrimas, la mujer contó a Telefuturo que la víctima era consumidor de crac y conocía, desde hace tiempo, al uniformado que le quitó la vida de un disparo. Según dijo, ambos son adictos a la droga.

Nota relacionada: Policía mata de un balazo a un presunto delincuente

De acuerdo con las expresiones de Solís, el uniformado utilizaba a su marido para la compra de estupefacientes y lo «premiaba» con una dosis.

«Ellos se conocían desde hace tiempo. El policía iba hasta casa a buscar a mi marido y lo ocupaba. Le decía que vaya a comprar cinco dosis y que una sería para él», señaló.

Más que un ataque por parte de su pareja, Solís atribuye el trasfondo a una riña. «Seguramente, se molestó porque no le entregó toda la droga y lo mató», presumió.

Isaac Bobadilla recibió un disparo a la altura del ojo y murió casi instantáneamente. El uniformado fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público, que lo imputó.

En la declaración brindada en la Comisaría 54ª Lote Guazu, el policía manifestó que la víctima fatal intentó agredirlo con un arma blanca y que actuó en defensa propia.


Fuente: UH