Unidad es por cargos, no por políticas públicas

"Muy pocas veces hemos visto unidades partidarias por políticas públicas de Estado, siempre cuando las bancadas se unen en Diputados o en Senado, no solo del Partido Colorado, es en función a repartir los cargos", sentenció.

Cartistas y abdistas iniciaron un acercamiento, articulado por el vicepresidente Hugo Velázquez, para establecer la unidad entre bancadas coloradas, para los grandes temas de interés del Ejecutivo, con el fin de dar gobernabilidad al presidente Mario Abdo Benítez.

Las primeras señales de esta unidad se dieron al archivarse en Cámara de Diputados el proyecto de eliminación del Parlasur y luego la elección de Alberto Martínez Simón como ministro de la Corte Suprema de Justicia. Quedan aún en agenda el juicio político al contralor Enrique García, el paquete de leyes impositivas, definición de mesas directivas, entre otros.

"Esta unidad de ahora responde a esa lógica que se dio en toda la transición a la democracia, unidades partidarias en torno a cargos y no a políticas públicas macro, que son las que en realidad necesitamos", apuntó Pérez Talia.

El analista señaló que el presidente comenzó su gestión con poca lealtad parlamentaria, lo que llevó a un acercamiento con una parte de la oposición, ya que hubo una fuerte partición cuando se impidió el juramento como senador a Horacio Cartes. "Pero luego, cuando sanaron las dolencias, entendieron que el aliado natural de Abdo Benítez es el cartismo", indicó.

Durante la campaña, Colorado Añetete logró maquillar muy bien, según el analista, que no pretendían pactar con Honor Colorado. "La principal característica del Partido Colorado es su flexibilidad, en tiempos difíciles tienen la capacidad de olvidar las rencillas y unirse. Aprendieron muy bien las lecciones del 2008, unidos son una máquina perfecta para ganar", expresó.

Por su parte, la analista política Mabel Villalba mencionó que con esta alianza, la oposición se debilita. "Resta fuerza a la oposición, una oposición fortalecida es un requisito indispensable para el buen funcionamiento de un régimen democrático. Muchas veces estas alianzas son cuestiones coyunturales", afirmó.

"En este momento, no se visibiliza una agenda de la alianza como instrumento para concretar políticas públicas", concluyó.


Fuente: UH