Un fragmento de una obra única medieval, 20 años colgado en casa de su ladrón

Este martes, los investigadores de la Policía Nacional y el Ministerio español de Cultura dieron cuenta del final de la historia de esta hoja manuscrita con la presentación, en una rueda de prensa, del documento de “valor excepcional”, que se consideraba destruido desde el siglo XVIII y que por fin volverá a formar parte de la obra a la que pertenece.

La hoja se encontraba en una casa particular, enmarcada y colgada en una pared. Aunque el hombre que la sustrajo del depósito notarial de Monforte de Lemos (noroeste) había preguntado a profesores y catedráticos de lengua gallega sobre la importancia de la pieza, en ningún momento decidió ponerla en manos del Archivo de Lugo (noroeste) y la tenía expuesta “seguramente porque era bonita”.

Cuando los investigadores descubrieron la localización de la hoja manuscrita, en 2014, el hombre ya había fallecido, pero su familia, tan pronto supo de qué se trataba el documento, la devolvió a las autoridades voluntariamente.

El folio recuperado pertenece al Livro da Montaria, un tratado dedicado al arte de la cetrería y la montería, que estudia distintas presas y técnicas para cazarlas y tiene especial relevancia porque, explicó, “conocer técnicas de caza era una forma de prepararse para la guerra”.

Este tratado se elaboró a instancias del rey portugués Joâo I, y el manuscrito original data de entre 1415 y 1433, por lo que es la única copia medieval que existe de esta obra. Desde el año 1600, se custodiaba en el colegio Jesuita de Monforte de Lemos pero con la expulsión de España de la orden en el siglo XVIII, la obra desapareció y se consideraba destruida.

La Policía Nacional consiguió recuperar el fragmento de la obra después de que el Archivo de Lugo detectara entre sus fondos otras 24 hojas del libro, y las subdirecciones generales de Archivos Estatales y de Protección del Patrimonio descubrieran que años antes se había producido el expolio de otro folio de la misma obra en el depósito notarial de Monforte de Lemos.

Tras varias pesquisas, dieron con el hombre.

Su familia entregó también otros 23 documentos que formaban parte del Concejo de Monforte de Lemos y desde que fueron rescatados todos ellos permanecían en el Archivo Histórico Nacional, donde han sido restaurados, estudiados, y digitalizados.

El próximo jueves, el Ministerio de Cultura entregará por fin al Archivo Provincial de Lugo el fragmento de la obra recuperada.

El director general de Bellas Artes, Román Fernández-Baca; el comisario jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, Enrique Juárez; y el subdirector general de Archivos Estatales, Severiano Hernández, resaltaron el “valor excepcional de este bien cultural” y el “resultado feliz” de sus trabajos, que es la restitución del documento.

Fuente: EFE


Fuente: UH