Primo de Cartes es beneficiado con arresto domiciliario en caso Messer

Fue tras la audiencia de revisión de medidas que se realizó ante el juzgado a cargo del magistrado Humberto Otazú, quien admitió el pedido de la defensa.

Ambos se encontraban con prisión preventiva por casi seis meses, con lo que su abogado Carlos Fernando Airaldi requirió la revisión de las medidas cautelares.

En la diligencia, la fiscala Liliana Alcaraz se allanó al pedido, con lo que consintió que se concedieran medidas menos gravosas a los encausados.

Con ello, el magistrado levantó la prisión que pesaba contra los dos procesados, Jiménez Viveros y Grinspun, y les aplicó las medidas sustitutivas a la prisión.

Concedió el arresto domiciliario con control policial permanente para los dos procesados, aunque les aplicó una caución real y otra personal por parte de su abogado.

EMBARGOS. El juez decretó el embargo sobre un inmueble de propiedad de Jiménez Viveros, por la suma de 1.000 millones de guaraníes, para garantizar el sometimiento a la justicia.

Igualmente, con respecto a Ilan Grinspun, ofreció un inmueble perteneciente a la sociedad de la que forma parte, donde el directorio prestó la venia para ponerlo a disposición, por lo que se trabó embargo por la suma de 1.500 millones de guaraníes.

También, hasta que se confirme la inscripción en los Registros Públicos de los embargos trabados en la causa, el abogado Airaldi prestó fianza personal por la suma de G. 1.500.000.000.

Así, los dos encausados por lavado de dinero y asociación criminal fueron beneficiados con el arresto domiciliario, con el control policial permanente.

Con ello, ambos abandonan la prisión en la que estaban desde hace más de cinco meses.

MESSER. En la causa, además de los dos encausados, también está procesado Darío Messer, considerado hermano por el ex presidente Horacio Cartes. Está prófugo hasta la fecha sin que pueda ser detenido por la Policía.

Así también, se encuentran procesados por lavado de dinero y asociación criminal su hijo Dan Wolf Messer, el ya citado Juan Pablo Jiménez Viveros y Adolfo Granada.

En el caso de Jiménez Viveros, quien es primo del ex presidente Cartes, intentó cambiar los cheques en el Banco Nacional de Fomento, mientras que Grinspun era administrador de sus empresas.

Messer, por su parte, es también prófugo de la justicia brasileña, que lo busca por el caso Lava Jato, y tiene un pedido de extradición pendiente en nuestro país.

La semana pasada, se tuvo conocimiento de que había otorgado un poder general para asuntos judiciales y administrativos a unos abogados, ante una escribanía en Salto del Guairá, Departamento de Canindeyú.

Asimismo, el jueves, los fiscales brasileños José Vagos y Rodrigo Timoteo se entrevistaron con sus pares René Fernández y Liliana Alcaraz, que tienen a su cargo el caso por supuesto lavado de dinero contra Messer y los demás encausados.

El fiscal señaló que Messer era líder de una organización criminal en el Brasil que tiene como objetivo el lavado de dinero. Supuestamente, lavó unos 100 millones de dólares en el Paraguay.


Fuente: UH