¿Por qué cedió el muro de contención en Sajonia?

El ministro Joaquín Roa, de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), informó que los habitantes de Villa Cangrejo, del barrio Sajonia, Asunción, fueron alertados de la posibilidad de que el mudo cediera, lo que ocurrió en la madrugada de este domingo.

“Cumplimos en avisarle a la gente, cumplimos en asistirle a la gente. Ocurrió lo peor, 200 familias afectadas”, alegó Roa en una entrevista con Radio Monumental 1080 AM.

El titular de la SEN mencionó que en el lugar donde cedió la obra hay un pequeño lago que recibe el oleaje del canal del mismo río Paraguay. Para el ministro existen dos posibles causas.

Nota relacionada: Cedió muro en Sajonia por imprevisión y crece cantidad de damnificados

Señaló que el muro se encuentra en una “exposición geométrica” al curso del río. "Es decir, está sobre el curso y perfectamente podía haber recibido algún tipo de oleaje que haya hecho que esto ceda", explicó.

Otro causante pudo ser el paso de embarcaciones de gran porte por esa zona. "La policía fluvial se encargó de que estas embarcaciones aminoren la marcha y se ralenticen en ese paso porque el oleaje tiene un efecto devastador sobre los diques, eso le va golpeando y debilitando", aseguró Roa.

Días previos a la inundación

Según el funcionario, se trabajó hasta el pasado lunes para reforzar el muro construido de manera artesanal por los vecinos. "Nunca vi una comunidad tan aguerrida y trabajadora como la gente de Villa Cangrejo", expresó.

“El 8 de abril empezamos a reforzar, en materia de recursos humanos, con soldados de la Armada, para cargar las bolsas. Posterior a eso se nos acompañó con máquinas más pesadas desde el Ministerio de Obras Públicas (MOPC)”, relató.

Joaquín Roa comentó que fueron conformados dos equipos que ingresaron a la zona para acordar un sistema de evacuación.

“Nosotros estuvimos ahí guerreando con la gente hasta el último momento, anteayer (sábado) salieron a caminar personal de la Armada, de la Comisaría jurisdiccional, bomberos voluntarios y técnicos de la Secretaría (SEN) para transmitir la información sin generar pánico, viendo el alto riesgo de que esto suceda”, agregó.

Además, se acordó que en caso de que el muro ceda la Prefectura Naval haría sonar una sirena de alerta; también se haría lo propio con las sirenas de bomberos, para avisar del ingreso de las aguas.

No obstante, la fuerza del agua hizo que todo quedara inundado en menos de una hora, luego de que cediera el muro.

Hasta la fecha la crecida de río Paraguay dejó a 11.206 familias desplazadas de sus viviendas en Asunción. De esta cifra, 4.190 se encuentran en albergues y alrededor de 7.000 familias viven en parques y espacios cedidos por instituciones públicas.

Entretanto, en todo el país ascienden a 26.700 familias afectadas; según la SEN, ya fueron asistidas 21.000 familias y otras 5.000 se encuentran a la espera de una ayuda por parte del Estado.


Fuente: UH