Obra de hogar para adultos mayores y niños está paralizada hace 3 años

En la actualidad, la propiedad de valor millonario, ubicada sobre la avenida Julio César Riquelme del barrio Ciudad Nueva de Ciudad del Este, está invadida por supuestos sintechos desde hace un año.

El abogado Gustavo Irala, de la Dirección General de Asesoría Jurídica del MSPyBS, señaló que no pueden realizar la denuncia porque la municipalidad de Ciudad del Este nunca transfirió el inmueble que había donado para la construcción y en consecuencia, el Ministerio no tiene legitimación activa. Mientras tanto, los ancianos y niños y adolescentes que requieren de la protección del Estado deberán seguir esperando en el Este del país.

La cartera de Salud Pública, bajo la administración del médico Antonio Barrios, había firmado dos contratos con la empresa constructora M&T SA, el 19 de agosto del año 2015 para la construcción de un hogar de adultos mayores y al lado, el centro residencial de niños y adolescentes. Ambos contratos tenían vigencia de 5 meses, según el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas.

Desde la adjudicación de la obra y la firma del contrato, transcurrieron casi cuatro años y el proyecto no se llegó a ejecutar totalmente.

INVASIÓN. La propiedad fue invadida en la Semana Santa del año pasado por los supuestos sintechos, quienes ya construyeron viviendas de material cocido en toda el área, donde el valor de mercado del terreno ascendería a cientos de millones de guaraníes, por estar ubicado en un sector comercial del barrio Ciudad Nueva de CDE.

Las construcciones que fueron pagadas con recursos de Salud Pública, iban a servir para el centro geriátrico y un centro de desintoxicación de menores bajo la administración en el caso de los menores, del Ministerio de la Niñez y Adolescencia (Minna).

Actualmente, los menores adictos son llevados a Asunción para su tratamiento, cada vez que los responsables de la oficina regional del Minna consiguen lugar para internar a los adolescentes que sufren de adicciones.

LOS CONTRATOS. El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, a cargo entonces del médico Antonio Barrios, firmó dos contratos por valor de G. 20.200.000.000 con la firma M&T SA, para la construcción en dos años de ambos edificios, conforme a lo informado por la arquitecta Leticia Herreros, directora de Recursos Físicos del MSP.

Por el LPN 100, el Ministerio debía desembolsar G. 14.225.000.000 a ser pagados en dos presupuestos, mientras que por el LPN 99 el contrato ascendió a G. 5.980.000.000. El edificio principal debía ser el del hogar de ancianos, mientras que el de presupuesto menor era para el centro de niños y adolescentes.

Para la construcción, la empresa recibió el 30 % del valor del contrato, consistente en la suma de G. 4.267.500.000 por la LTN 100, que era para el hogar de ancianos, mientras que por el hogar de niños percibió la suma de G. 1.794.000.000, según los funcionarios del MSP.

La construcción se inició, pero por motivos desconocidos quedó paralizado hace más de tres años. Mientras tanto, personas extrañas robaron parte de lo ya instalado en el sitio, según testigos.

La nueva administración del MSP inició los trámites para rescindir los contratos con la constructora, pero M&T SA presentó una prórroga de la póliza de seguros y ahora tropiezan con la ocupación clandestina del inmueble por parte de los supuestos sintechos, para proseguir con el trabajo.


Fuente: UH