Nueva lluvia pone en jaque a lastimados damnificados

Centenares de familias que están albergadas en el salón del Puerto Antiguo y ex Molinos Harineros pasaron penurias durante la lluvia porque los techos de los locales son inseguros y chorrean sobre los afectados. "Realmente pasamos muy mal acá, nos corrimos del agua, pero igual nos mojamos otra vez por acá", destacó Victorina Ruiz, líder de la comunidad.

La mujer mencionó que, si bien reciben víveres, muchas personas duermen en el piso y necesitan colchones y frazadas para afrontar el cambio climático que llega. "Acá hay hacinamiento por falta de colchones, muchos niños duermen juntos y otras personas duermen en el suelo", señaló.

Por su parte, las familias de San Roque que viven en carpas pasaron de lo peor, ya que su refugio se llena de charcos y barros.

Los damnificados ven alejada la posibilidad de volver rápidamente a sus viviendas, ya que volvió a llover y temen que el río vuelva a subir.

Hasta ayer, el río experimentó descenso. La marca fue de 6,90 cm, es decir, que bajó 5 cm. Sin embargo, por las últimas lluvias temen que vuelva a ascender.

Por otro lado, toda la ciudad se halla en estado de emergencia, ya que las calles están destrozadas e intransitables. Los caminos vecinales también se encuentran en esas condiciones y las quejas llegan de diferentes comunidades.

Suman afectados. A nivel país son 20.647 familias afectadas, de las cuales un total de 18.184 familias ya se encuentran asistidas. La inversión en este operativo de evacuación y reubicación, hasta la fecha, suman aproximadamente G. 2.500 millones, según la Secretaría de Emergencia Nacional. Para este fin de semana se prevé un refuerzo total del operativo de evacuación y reubicación.

La Dirección de Meteorología anuncia para hoy un clima fresco a cálido, cielo nublado, vientos del sur y precipitaciones, para mañana estará fresco a cálido, cielo nublado y vientos del sur.


Fuente: UH