Ministra de la Mujer abogará para que no se aplique el arresto a militar

Romero mencionó que hablará con el comandante de las Fuerzas Armadas de la Nación, Eladio Casimiro González, para pedir que no se aplique la sanción contra la teniente de fragata Carmen Quinteros, cuya condena a 45 días de arresto domiciliario quedó firme en la Corte Suprema de Justicia.

La ministra de la Mujer sostuvo que la sanción es injusta "porque afecta la cuestión de fondo". "El origen es el reclamo que hizo esta militar (Quinteros) para poder proceder a la lactancia materna", expresó la secretaria de Estado en Palacio de Gobierno.

Nota relacionada: Arresto para militar que litigó para amamantar a su bebé

La Sala Penal de la Corte ratificó la sentencia dictada por la Justicia Militar en el 2017 contra la afectada, quien pedía que se la deje amamantar a su hijo. Nilda Romero indicó que, finalmente, con la sentencia, se afecta el derecho, tanto de la madre como del niño.

Igualmente, la ministra señaló que la sanción está "fuera de tiempo" y tampoco descartó hablar con el propio presidente de la República, Mario Abdo Benítez, si fuese necesario, informó el periodista de Última Hora Roberto Santander.

Nota relacionada: Ministra de la Niñez advierte que arresto de militar sienta un mal precedente

Por otro lado, advirtió que el caso bien podría llegar hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debido a que hay convenciones, como la del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw), que habla de la protección de la mujer en estos casos.

El caso

A principios de 2017, casi dos años después de haberse promulgado la Ley de Lactancia Materna, se conoció el caso de la teniente Carmen Quinteros. Basándose en la normativa, pidió a sus superiores algunas consideraciones para cumplir con el periodo de lactancia de su hijo.

Solicitaba ser exonerada de las largas guardias que impedirían que pueda estar con el lactante y su traslado a otra dependencia militar, de donde sería menos complicado su traslado hasta donde se encontraba el niño.

Pero luego de insistir con el pedido, con apoyo de un Juzgado, fue sumariada por usar en el documento "términos no acordes a la ética y al decoro militar y sobrepasando la cadena de mando al presentar un reclamo fuera de la línea jerárquica correspondiente", según había argumentado en su momento la Armada Paraguaya.

Varias movilizaciones se realizaron en solidaridad con la mujer, pero además se discutió su caso en el Congreso Nacional.

Con un habeas corpus promovido por la Defensoría del Pueblo se había impedido su arresto, pero las Fuerzas Armadas no desistieron hasta conseguir finalmente, mediante la Corte Suprema, su arresto domiciliario por 45 días.

Si bien durante este periodo de sanción podrá estar en casa con su hijo, se trata de un castigo que figurará como antecedente en su puesto laboral.


Fuente: UH