Messer demuestra la inoperancia de la policía y sistema de justicia

Ya era el prófugo de la Justicia más buscado a nivel internacional, por estar relacionado con el sonado caso Lava Jato, la mayor operación de lavado de dinero y de corrupción que afectó al Brasil y se extendió a varios países, llegando a mover ilegalmente cerca de 2.640 millones de dólares. Sin embargo, el empresario "doleiro" (cambista) brasileño Darío Messer, quien mantuvo una relación de amistad muy cercana con el ex presidente Horacio Cartes, pudo movilizarse tranquilamente por la localidad paraguaya de Salto del Guairá, Departamento de Canindeyú, adonde acudió el pasado 12 de noviembre de 2018 para firmar una carta poder ante el escribano Miguel Alberto Bareiro Olmedo y luego volver a desaparecer, sin ser detenido.

Este dato, confirmado tras un allanamiento realizado el pasado jueves por la fiscala Liliana Alcaraz al local de la Escribanía de Bareiro, resulta llamativo y preocupante, ya que la oficina en donde Messer estuvo para firmar el documento se encuentra a apenas ocho cuadras de la sede de la Dirección de Policía de Canindeyú y de la Comisaría Primera, en las inmediaciones de la Terminal de Ómnibus de Salto del Guairá. En el documento, Messer otorgó un poder general a sus abogados para iniciar una demanda contra la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico), que actualmente administra sus bienes incautados en el proceso judicial.

El episodio, que ha tenido una gran repercusión noticiosa a nivel internacional, como una maniobra de burla por parte del prófugo contra las fuerzas de seguridad y el sistema de justicia del Estado paraguayo, confirma la gran inoperancia de dichos organismos, o probablemente la complicidad manifiesta de muchos agentes del orden y de funcionarios estatales.

El propio ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, tras admitir que la comparecencia de Darío Messer en una escribanía de Salto del Guairá sin haber sido detectado por los policías y por las autoridades de Canindeyú constituye una burla, dijo que no se puede descartar que existan policías que estén protegiendo al prófugo, asumiendo una vez más la existencia de una red de corrupción al interior de la institución.

Darío Messer se ha convertido en un desafío para el Gobierno y la Justicia del Paraguay, por estar ligado a uno de los casos de corrupción internacional más famosos, la operación Lava Jato, como por su estrecha conexión en el pasado con el ex presidente Horacio Cartes, quien lo llegó a denominar como su "hermano del alma", pero principalmente porque el delito por el que se lo persigue, el lavado de dinero, es uno de los puntos más sensibles a nivel de la relaciones internacionales, debido a que nuestro país debe dar urgentes muestras de no favorecer la impunidad para no volver a integrar la lista gris de países que no colaboran en su erradicación.

Para ello urge cortar los lazos de complicidad y los elementos de corrupción que han posibilitado un nuevo episodio de bochorno internacional.


Fuente: UH