May pide prórroga del Brexit hasta el 30 de junio

Sin embargo, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, propuso extender en un año el Brexit para que los políticos británicos logren ponerse de acuerdo y ratifiquen un plan de salida, dijeron funcionarios de la UE.

Cualquier extensión de este tipo requeriría la aprobación unánime de los otros 27 países que integran la UE y algunos, especialmente Francia, solicitaron que Londres justifique mejor su solicitud.

Reino Unido debe abandonar la UE dentro de una semana, pero Theresa May se vio obligada a buscar más tiempo después de que el Parlamento británico rechazara repetidamente su acuerdo de retiro.

Puede leer: May intenta salvar acuerdo del brexit en tercera votación

"Reino Unido propone que este período finalice el 30 de junio de 2019", dijo May en la carta.

Una extensión hasta dicha fecha significa que Reino Unido tendría que celebrar elecciones al Parlamento Europeo, pero May dijo que si se llega a un acuerdo antes de esta fecha Londres propondrá que la extensión se termine antes.

"El Gobierno querrá acordar un calendario para la ratificación que le permita a Reino Unido retirarse de la Unión Europea antes del 23 de mayo de 2019 y, por lo tanto, cancelar las elecciones al Parlamento Europeo, pero continuará haciendo los preparativos responsables para celebrar las elecciones si esto no fuera posible", sostuvo May.

Puede leer más: Un Brexit con una sonrisa: Reino Unido lanza campaña para preparar su salida de la UE

Pero parece que existe poco interés en Bruselas para aprobar una extensión que podría dejar nuevamente a Londres al borde del acantilado en tres meses. May pidió hace dos semanas una prórroga hasta el 30 de junio y la UE la rechazó.

Tusk, que convocará a los líderes de la UE el miércoles, planea proponer una extensión de un año, de acuerdo a altos funcionarios del bloque. Tal como en la propuesta de May, la extensión podría frenarse si Reino Unido ratifica el acuerdo de retiro.

"La única salida razonable sería una extensión larga pero flexible", dijo un funcionario de la UE. "Parece ser un buen escenario para ambas partes, ya que le da a Reino Unido toda la flexibilidad necesaria, al tiempo que evita la necesidad de reunirse regularmente para discutir nuevamente sobre la extensión del Brexit".

La división que se vive en el Parlamento británico no tiene un precedente moderno. Una de las votaciones del Brexit, incluso, significó la mayor derrota en la historia para un Gobierno.

Lea más: Parlamento hunde el Brexit de May y la UE se prepara para salida sin acuerdo

El viernes el Parlamento tuvo un respiro, ya que no había votaciones programadas. Sin embargo, se esperan nuevas conversaciones entre el personal de May y el líder laborista Jeremy Corbyn. El portavoz de la primera ministra dijo que no hay límite de tiempo para alcanzar un acuerdo, pero el objetivo del gobierno es sellar un pacto que pueda ser ratificado a tiempo para abandonar la UE antes del 22 de mayo.

Francia, por su parte, indicó el viernes que no está dispuesta a aceptar una extensión del Brexit a menos que Reino Unido presente un plan claro para el futuro.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo a periodistas en Bucarest: "Si no podemos entender la razón por la cual Reino Unido está solicitando una extensión, no podemos dar una respuesta positiva".

Otros políticos europeos señalaron que desean darle tiempo a Londres para reconsiderar el proceso de salida, pero se mostraron escépticos ante la propuesta de May de establecer una nueva fecha límite para fines de junio.

Fuente: Reuters


Fuente: UH