Marzo violento deja 12 mujeres asesinadas

Con la muerte de Pablina Varela (44), ocurrida a manos de su concubino, según testigos, alrededor de las 22.00 del último día de marzo, se cerró uno de los meses más violentos para las mujeres, con un saldo de 12 de ellas asesinadas entre el miércoles 6 y el domingo 31 del mes pasado. Pablina recibió seis puñaladas en distintas partes del cuerpo. Según la investigación, el autor sería su concubino Pablo Paniagua, quien está prófugo.

El crimen ocurrió en la casa que compartían en la colonia Naranjito, de la localidad de General Resquín, Departamento de San Pedro, como punto final de una discusión que los vecinos reconocieron haber estado oyendo, pero no hicieron nada.

Habría empezado por los celos que al hombre le nacían cada vez que se embriagaba y su actitud prepotente, de acuerdo a versiones de testigos que pudieron recoger los investigadores. Refirieron los vecinos que escucharon los gritos que parecían ser de una discusión, pero no pudieron hacer nada para evitarlo, dijeron. El supuesto feminicida se encontraba ingiriendo bebida alcohólica, hasta que en un momento dado se le acabó la cerveza y pidió más a su concubina. Sin embargo, esta le contestó que ya no había más y el hombre se levantó y cacheteó primero a la mujer, luego desenvainó un cuchillo con el que clavó seis veces a su pareja, hasta dejarla sin vida.

La víctima fue llevada hasta el hospital de Santa Rosa del Aguaray, pero ya se encontraba muerta.

El caso está siendo investigado por el fiscal Jorge Encina Alder, que ya solicitó la realización de varias diligencias.

Agentes del Departamento de Criminalística y de Investigación de Delitos de la Policía también llegaron hasta el lugar del crimen para levantar evidencias.

EN CIUDAD DEL ESTE. También en el último día del mes se produjo otro crimen, del que fue víctima Liz Sandra Saavedra Barreto (26), esta vez en el barrio Remansito de Ciudad del Este. El Ministerio Público imputó por este caso a Cristhian Basilio Oviedo Casco, un ex convicto, quien, según los intervinientes, sería el asesino de la mujer.

Los investigadores creen que la reacción del ahora prófugo pudo haber sido por celos a su pareja, a quien Saavedra Barreto le había conseguido un trabajo en un shopping del centro de Ciudad del Este. Ambas acababan de llegar de su trabajo cuando el hombre, que estaba esperando en la casa de su pareja, cometió el hecho.

Estos crímenes completan los 12 casos de muertes violentas de mujeres que se produjeron en el mes de marzo, 7 de los cuales fueron calificados como feminicidio por el Ministerio Público.


Fuente: UH