Latinoamérica lanza un observatorio regional sobre agua y saneamiento

El OLAS fue lanzado durante la V Conferencia Latinoamericana de Agua y Saneamiento (Latinosan) que se lleva a cabo esta semana en Costa Rica con la participación de funcionarios de gobierno, académicos, especialistas y organismos internacionales.

La presidenta del estatal Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, Yamilteh Astorga, informó en una conferencia de prensa que el OLAS será “un brazo de la Latinosan”, y que contará con apoyo financiero de los países y organismos como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“OLAS va a seguirle el ritmo y el monitoreo permanente a los planes y la adecuación de las instituciones hacia el cumplimiento del ODS 6 (Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU)”, afirmó Astorga.

El ODS 6 en materia de agua, estipula lograr al año 2030 el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos, y poner fin a la defecación al aire libre.

También establece el apoyo y fortalecimiento a la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento, entre otros asuntos.

Los datos divulgados en la Latinosan indican que en Latinoamérica, con datos de 18 países, se determinó que el 7,73% de la población en zonas rurales consume agua de pozo no protegido o aguas de superficie.

En zonas rurales la cobertura de agua potable gestionada de forma segura es del 58,4% y en zonas urbanas del 76,3%, mientras que en niveles básicos (se refiere a tiempos de espera no superiores a 30 minutos para obtener agua) son del 27,7% y 19,5%, respectivamente.

Le puede interesar: Diputados reflotan proyecto para proteger el Acuífero Patiño

El resto de la población de la región tiene un acceso limitado al líquido.

En materia de saneamiento, los datos dan cuenta de que 14,3 millones defecan al aire libre y 17,5 millones emplean letrinas simples, números que equivalen a que el 4,9% de la población latinoamericana no tiene acceso a instalaciones mejoradas.

En las zonas rurales de América Latina la cobertura de saneamiento seguro de aguas residuales (alcantarillado y plantas de tratamiento) alcanza apenas el 26,3%, y en zonas urbanas el 49,2%.

El OLAS pretende generar datos confiables de todos los países de la región, pues en la actualidad hay serias dificultades para lograrlo, y a partir de entonces desarrollar herramientas para mejorar la gestión segura del agua potable y el saneamiento.

Entre las metas del OLAS se encuentran dar seguimiento y evaluar la implementación y el impacto de las políticas públicas, propiciar esfuerzos coordinados a nivel público y privado; impulsar el intercambio de experiencias y lecciones aprendidas, así como analizar los temas prioritarios para la gestión segura del líquido.

“Aunque en nuestros países damos información, hay muchos que no manejan datos actualizados porque no tienen mecanismos para su recopilación y sistematización”, explicó Astorga.

El lanzamiento del OLAS, cuya sede física aún está por determinarse, es uno de los puntos principales de la Latinosan, evento que concluirá el miércoles.

Fuente: EFE


Fuente: UH