Kattya González cuestiona impuntualidad y dedica La Chuchi a diputados

Ante el retraso de los diputados para dar inicio a la sesión ordinaria de este miércoles, marcada para las 8.30, la legisladora Kattya González realizó una breve peña en la sala de la Cámara Baja.

En la oportunidad, dedicó a sus colegas la canción de Maneco Galeano, La Chuchi. Además, prometió que en la próxima sesión hará una serenata al presidente de la Cámara, Miguel Cuevas, por no iniciar a tiempo la reunión del pleno.

La representante del Partido Encuentro Nacional (PEN) se sentó en el suelo y comenzó a cantar en compañía del grupo musical Los Gómez Internacional, que fue hasta el Congreso para recibir un homenaje de la Cámara Baja.

serenata Kattya González.mp4

Video: Carlos Flecha / @LaUnionAM

"La Chuchi está dedicada a varios colegas ñembochuchi, que están haciendo padecer al país por las posiciones quebrantosas que tienen. Necesitamos revertir una de ellas, que es el cumplimiento del horario. Si no podemos cumplir esos pequeños detalles, cómo vamos a cumplir lo que establece nuestro Estado de derecho", cuestionó la legisladora.

Por otra parte, la diputada prometió ante los medios de prensa que, en la sesión del próximo miércoles, traerá una serenata a Miguel Cuevas. Allí interpretará la canción Esperanza y Fe, de Lizza Bogado.

"Es una música de alto contenido de reclamo. Basta de permitir que las personas que roban y saquean este país continúen impunes en los cargos públicos. Habla también de que este país saqueado debería ser retomado por una ciudadanía que se despierta y se levanta", agregó.

No es la primera vez que la diputada realiza muestras creativas de cuestionamientos o críticas. En noviembre del año pasado, cuando se trató el proyecto de autoblindaje en Diputados, González cantó ante el pleno la canción Que viva la joda.

En otra oportunidad, apareció con una zapatilla en mano y, golpeando fuertemente su escritorio, pidió respeto a sus colegas.

Puede interesarte: A zapatillazos Kattya protestó contra colorados y liberales que huyeron


Fuente: UH