Intendente pierde la paciencia y reacciona contra manifestantes

Los manifestantes realizaban un escrache frente a la vivienda del intendente de Concepción, Alejandro Urbieta, cuando este llegó a su casa. Los ciudadanos le gritaron de todo, tratándolo de "ladrón", hecho que motivó la reacción del jefe comunal, que fue a golpear a uno de los manifestantes.

La Policía Nacional evitó mayores agresiones y los manifestantes volvieron a la plaza Pinedo. "Este es el intendente que tenemos, le duele la verdad, no aguanta y agrede", sostuvo una de las mujeres indignadas que filmó el hecho.

Nota relacionada: Auditoría parcial a gestión de Urbieta genera malestar

Minutos más tarde, el intendente acusó, a través de las redes sociales, a los indignados como responsables de la muerte del concejal municipal Blas Enrique Paniagua, que había fallecido la semana pasada a consecuencia de un accidente cerebrovascular (ACV).

"Es una vergüenza que sigan de esta manera, perturbando la paz de toda una comunidad, pedían rendición de cuentas públicas y se les dio, pedían presencia de Contraloría y la administración municipal está auditada, me he presentado y seguiré haciéndolo a todos los llamados de la Justicia porque no tengo nada que ocultar. Mataron a un concejal, ¿qué más quieren?", manifestó Urbieta en el grupo de Whatsapp de la institución con los periodistas.

Nota relacionada: Fallece concejal municipal y artista en Concepción

La movilización ciudadana comenzó el 14 de octubre de 2018 solicitando la renuncia del Intendente Urbieta y la intervención municipal.


Fuente: UH