Gremios privados advierten posible negociado con la ley de biodiésel

Los gremios y emblemas del sector de comercialización de combustibles Dicapar, Cadipac, Apesa, de producción de biocombustibles Biocave y de automotores Cadam ratificaron ayer una posición conjunta de rechazo categórico al proyecto de ley, aprobado por diputados colorados y liberales, que incrementa la obligatoriedad de la mezcla del biodiesel con todo tipo de gasoil que se comercializa en el país, hasta el 12%.

Durante una conferencia de prensa realizada en la sede de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), señalaron la posible existencia de un "negociado" detrás de este proyecto, teniendo en cuenta que se comprobó el loby que estuvieron haciendo empresarios argentinos que pretenden colocar su excedente en el mercado paraguayo, y en desmedro de los productores nacionales de biodiésel. Señalaron como cabezas responsables de esta iniciativa a los diputados colorados Arnaldo Samaniego y Carlos Núñez Salinas.

El pasado miércoles, una mayoría de sesenta diputados colorados y liberales aprobaron el citado proyecto de ley que "establece el régimen de promoción para la elaboración sostenible y utilización obligatoria de biodiesel en la República del Paraguay".

RECHAZO. El gerente de Dicapar, Guillermo Parra, dijo que los presentes en la conferencia eran parte del equipo humano que desde diciembre pasado con autoridades públicas sentaron postura de rechazo a este proyecto y las recomendaciones hechas no fueron oídas por los diputados.

Reiteró que este proyecto va en contra de la gente y de la economía del país porque va a encarecer sobremanera el gasoil, no permitirá al consumidor la posibilidad de comprar un combustible sin mezcla de biodiésel y que debido al elevado porcentaje de mezcla que obliga no podrá ser utilizado por maquinarias y vehículos que se importan, y viola preceptos constitucionales de libre competencia. Sobre quiénes estarían detrás de este proyecto, reiteró que hay un grupo de empresarios argentinos que hizo loby en Diputados con los citados diputados colorados, elaboraron el proyecto de ley posiblemente con el objetivo de colocar su excedente en Paraguay.

Vicente San Martín, del gremio Apesa, dijo que hay que decir con todas las palabras quién está "detrás de este negociado con el biodiésel porque ningún sector del país apoya esta ley y a pesar de esto hay una aplanadora que aprobó una ley que tiene todas las características de un negociado".


Fuente: UH