Fisco arremete contra distribuidoras de bebidas y habla de bajo aporte

El ajuste de las tasas para el impuesto selectivo al consumo (ISC) enfrenta al Ministerio de Hacienda y al sector empresarial, pues este último alega que el incremento de los tributos solo perjudicará a la economía, abriendo las puertas al contrabando. Sin embargo, en una especie de ofensiva, la Subsecretaría de Estado Tributación (SET) informó ayer que el nivel de aporte fiscal de las empresas distribuidoras de bebidas alcohólicas y no alcohólicas es porcentualmente muy bajo con relación a sus ganancias.

"Algunas empresas del sector declararon rentabilidades que no superan siquiera el 1%, muy por debajo del promedio de la generalidad de las empresas de este ramo. Luego de los análisis tributarios realizados por la Administración se descubrieron indicios de que algunas empresas distribuidoras y comerciales se nutren de facturas de contenido falso para justificar sus costos y así evadir presuntamente los impuestos", apuntó la SET.

Añadió que este mecanismo es utilizado con la intención de legalizar la cadena comercial de los productos que ingresan en negro y posteriormente son proveídos a las grandes cadenas de supermercados y mercados de todo el país.

El Fisco también afirmó que se constataron fuertes indicios de que las empresas de este rubro no tributaron la tasa adicional del impuesto a la renta comercial, industrial o de servicios (Iracis), al ocultar la distribución de las utilidades entre sus socios.

"La SET comprobó esta situación luego de observar la llamativa situación donde los contribuyentes manejaban grandes volúmenes de dinero por valores superiores al millón de dólares por año, mientras que sus dividendos no fueron retirados en más de cinco años, lo cual ha levantado las alarmas para la verificación correspondiente", enfatizó la entidad.

IRAGRO. Además, la SET apuntó que, luego de detectar un alto grado de informalidad y del casi nulo aporte del sector agropecuario, se encuentra realizando fiscalizaciones puntuales a los contribuyentes del impuesto a la renta de las actividades agropecuarias (Iragro) que no regularizaron su situación dentro del plazo establecido. Comprobó una evasión fiscal por montos de relevancia, comunicó.

"Entre las irregularidades constatadas se encuentra que los contribuyentes no declararon la totalidad de sus ingresos, que abultaron sustancialmente sus costos o gastos, que respaldaron egresos con facturas falsas o clonadas y que abultaron egresos incluyendo irregularmente gastos particulares y personales de los dueños que no son contribuyentes del impuesto a la renta personal (IRP)", enunció.

También se detectó que los contribuyentes se han ocultado en la figura del pequeño y mediano contribuyente rural, cuando debían tributar a través de un régimen contable para así pretender eludir controles, precisó la entidad.

85% DE ACUERDO. Fabián Domínguez, viceministro de la Subsecretaría de Tributación, había asegurado que ya había un acuerdo del 85% con los empresarios acerca del proyecto de reforma tributaria (incluido el IVA agropecuario) y que solo quedaba subsanar el impasse por la pretensión de aumentar el ISC.

"Ajustes del ISC abrirán las puertas al contrabando"
Gustavo Volpe, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), manifestó que cualquier reforma tributaria para aumentar los ingresos será un parche si no se mejora la calidad del gasto público. Añadió que los aumentos en el ISC asustan al empresariado, porque se habla de incrementos muy elevados que terminarán perjudicando a la economía.
"Nos asusta porque estamos viviendo un tiempo bastante complicado en materia de los productos que ingresan de contrabando y por los productos que se importan de Argentina y Brasil que tienen precios competitivos. Tanto a la importación como a la producción local les afectaría el hecho, porque va a repercutir en el aumento de los precios en el mercado, lo que agrandaría la brecha entre los productos legales y los de contrabando. Hacienda va a recaudar menos", dijo.


Fuente: UH