Fiscalía acusa a Bruno Marabel y a dos jóvenes tras quíntuple homicidio

La fiscala Esmilda Álvarez, de la Unidad Penal 7, formuló acusación contra Bruno Marabel, de 20 años, por homicidio doloso y transgresión de la Ley de Protección Integral a las Mujeres contra toda forma de Violencia (feminicidio), tras el quíntuple homicidio en la Casa del horror.

Mientras que María Araceli Sosa Díaz, de 23 años, y Alba Rosalía Armoa Núñez, de 19 años, fueron acusadas por la presunta comisión de los hechos punibles de frustración de la persecución y ejecución penal, omisión de dar aviso de un hecho punible y reducción.

Nota relacionada: Macabro hallazgo de cinco cuerpos en pleno microcentro de Asunción

La representante del Ministerio Público, además, solicitó que la causa sea elevada a juicio oral y público, según informaron desde el Ministerio Público.

La Fiscalía concluyó la investigación y asegura que Bruno Marabel es el único autor material de los asesinatos de su esposa Dalma Rojas Rodas; su padre, Julio Rojas del Valle; su madre, Elba Rodas, y sus hijos de 4 y 6 años, cuyos restos fueron hallados el 8 de octubre del año pasado.

Datos de la investigación

En la madrugada del 29 de setiembre de 2018, en una vivienda ubicada sobre la calle Oliva casi Montevideo, de la ciudad de Asunción, Bruno Marabel habría acabado, con un arma blanca, con la vida de su esposa Dalma Rojas, así como de la madre de esta última, Elva Rodas. Además, habría matado a dos niños de 4 y 6 años, hijos de Dalma.

Días después, el martes 2 de octubre, habría matado a Julio Rojas, padre de su pareja, ya que este no se encontraba viviendo en la misma casa.

Lea más: Algunas preguntas sin respuestas sobre la masacre en la Casa del horror

Presuntamente, tras consumado el hecho, en la noche del 29 de setiembre enterró a las mujeres y los niños en un sanitario en desuso ubicado al fondo del patio de la misma casa, cubriendo todos los cuerpos con arena y cemento.

Tras las pesquisas, se sospecha que en la mañana posterior a los hechos Marabel compró arena y cemento de un lugar cercano a la casa, en el centro de Asunción, además llegó a su trabajo con aspecto sucio y sin uniforme, mencionando que supuestamente fue asaltado en su vivienda.

Las jóvenes participaron de una fiesta tras los asesinatos

Según la Fiscalía, ese mediodía del 29 de setiembre, día en que habría cometido los asesinatos, Marabel habría ido hasta la vivienda de Araceli Sosa y presuntamente fueron hasta su lugar de trabajo.

Posteriormente, por invitación de Marabel, pactaron junto a Alba Armoa realizar esa noche una fiesta en la casa donde estaban los cadáveres.

Lea más: Mujeres detenidas estuvieron tres días en la casa tras quíntuple homicidio

Tras llevar a cabo la fiesta, se habría formalizado una relación sentimental entre Marabel y Armoa, y la mujer se habría quedado varios días a residir en la vivienda.

Las víctimas fueron halladas el lunes 8 de octubre, a raíz de que una vecina dio aviso a la Policía Nacional debido al olor nauseabundo que despedían los cadáveres.

Sospechosas obtuvieron su libertad

María Araceli Sosa Díaz y Alba Rosalía Armoa Núñez estaban recluidas en el Centro Penitenciario para Mujeres Casa del Buen Pastor, tras haber sido imputadas por homicidio doloso en calidad de cómplices.

Posteriormente, obtuvieron su libertad tras el cambio de carátula de la causa en donde están imputadas por frustración de la persecución y ejecución penal, omisión de dar aviso de un hecho punible y reducción.

En un primer momento, también había sido detenido Marcelo Sosa Díaz, hermano de Araceli, quien finalmente quedó desvinculado de la causa.

Actualmente, Bruno Marabel guarda prisión preventiva en la penitenciaría regional de Emboscada. El mismo fue sometido a una evaluación siquiátrica por parte del Ministerio Público para determinar si sufre algún trastorno mental o madurativo, o si tiene conciencia del hecho cometido.


Fuente: UH