Discusión sobre retroactividad pone en duda a jóvenes

Las internas de la Asociación Nacional Republicana (ANR) están en puerta. El plazo para presentar las afiliaciones culmina a fin de año, según el cronograma electoral, pero la situación jurídica aún no está definida, luego de la modificación del estatuto, que aún no corre. Existen, por tanto, varios escenarios posibles.

Por un lado, los referentes del movimiento Colorado Añetete reivindican y reconocen los agregados de antigüedad y militancia del afiliado para ser candidato, y por el otro, el movimiento Honor Colorado desconoce los cambios al igual que la cúpula del partido, de mayoría cartista.

Mientras que los organizadores de la cuestionada convención dicen que son válidas las reformas pero que no afectarán a los que se afilien antes de su publicación, ya que estarán regidos por el anterior estatuto, argumentando que la norma no es retroactiva, según sostuvo el convencional Jorge Miranda, y que solo tendrá efecto para los candidatos que se hayan afiliado después de su entrada en vigencia.

Sin embargo, el secretario ejecutivo del Tribunal Electoral Partidario (TEP) de la ANR, Rubén Rolón, se mostró sorprendido con esta postura de los convencionales y aseguró que esto podría provocar un embrollo jurídico afectando gravemente a las próximas elecciones.

"Con el debido respeto a la persona que dijo eso, tiene un oscuro pensamiento en lo que es la cuestión prevista en la ley. La ley es siempre a futuro, pero solo le beneficia al que está detenido, dice la Constitución; es decir, la retroactividad. Si yo estoy preso y el día de mañana sale una norma que me beneficia, yo salgo. En el caso del estatuto, una vez que se publica, ya le afecta a todos, sí es retroactivo. Además, la precandidatura es un cargo en expectativa", indicó.

Este es el punto clave que mantiene en conflicto a los principales movimientos de la ANR y el motivo por el que el TEP urgió reglas claras para poder dar curso a las elecciones juveniles y de mujeres.

"Es necesario que se defina el tema del estatuto. Qué pasa si alguien se candidata ahora y, mañana, después de que se oficialice su candidatura, otro reclame que hay un cambio aprobado y crea estar afectado en su derecho, puede solicitar la nulidad de la elección porque nosotros convocamos sin reglas claras", planteó Rolón.

Así también recordó que las internas municipales serán el 12 de julio de 2020 y la convocatoria en marzo de ese año, tiempo para el cual todo debe estar definido, indicó.

Finalmente, explicó que la Junta puede solicitar al TSJE la situación jurídica del estatuto.

Existe posibilidad de accionar
Si bien Honor Colorado anunció que no judicializará la convención en la que fueron modificados artículos del estatuto para requerir antigüedad y militancia, existen versiones de que no fue descartado este recurso en caso de que sus candidatos noveles, como Santiago Peña o los eventuales outsiders, se vean afectados, convencionales o la Junta de Gobierno podrían accionar, ya que sobran argumentos.
Los cambios no están vigentes porque no fueron comunicados y una vez que se protocolicen, se podría pedir su nulidad. Mientras tanto, el estatuto vigente sigue siendo el de 2011.


Fuente: UH