Clínica de desintoxicación funciona a medias por falta de equipamiento

La entidad debía contratar el equipo médico interdisciplinario para tratar a los pacientes que necesiten de internación, para lo cual se construyó un pabellón para 20 camas, que a casi 3 años de su habilitación sigue en desuso, por la falta del personal suficiente.

El local está ubicado sobre la calle Roberto L. Pettit del barrio San José, donde la institución presta servicio ambulatorio, con 3 psicólogas, 1 médica, 2 enfermeras y 1 abogado; que trabajan de lunes a viernes desde las 06.00 hasta las 15 horas, de acuerdo con lo explicado por la encargada del local, la psicóloga Nilda Duarte. La institución no tiene siquiatra, que es una de las especialidades necesarias.

PROMESA. En febrero del año 2016, la Gobernación del Alto Paraná bajo administración de Justo Zacarías Irún, había publicado en la página oficial que el gobernador se había reunido con el ministro del Salud, quien supuestamente se comprometió contratar a 10 médicos para cubrir las necesidades de la clínica, teniendo en cuenta que ya entonces se estaba atendiendo en forma ambulatoria a unos 100 pacientes.

La construcción de la clínica estuvo a cargo de la Gobernación del Alto Paraná, la provisión de mobiliarios a cargo de la Municipalidad de Ciudad del Este, y el Ministerio debía contratar los recursos humanos para el funcionamiento al ciento por ciento, según los antecedentes. El mencionado esfuerzo tuvo el apoyo de la Secretaría Nacional Antidrogas, la Asociación San José y el Pastoral de la Prevención y Tratamiento de Sufrimiento social de las adicciones.

PRESUPUESTO. "Está construido el pabellón para internación, pero por falta de equipo profesional, voluntad política, presupuesto, médicos, trabajadores sociales, enfermeras y personas que trabajen con los pacientes", afirmó la encargada de la clínica.

Duarte refirió que en el año 2018, la clínica atendió a unas 800 personas que vinieron a realizar su consulta por primera vez. La misma había sido abierta para atender solamente a adolescentes, pero también recibe a niños y personas adultas que sufren problemas de adicción, según la sicóloga.

Los pacientes reciben tratamiento ambulatorio, pero en algunos casos se necesitan la internación, de acuerdo con lo señalado por la encargada.


Fuente: UH