Cazador furtivo fue asesinado por elefante y devorado por leones

Un terrible final fue el que tuvo un hombre, cuyo cadáver, o lo que quedaba de él, fue hallado dentro del Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica, informó el portal CNN.

Las autoridades del parque solo encontraron el cráneo y los pantalones del hombre que los otros cazadores habían denunciado como perdido. Los cinco hombres habían ingresado de forma ilegal a la reserva para cazar rinocerontes.

Según un comunicado publicado por el servicio de parques, la muerte fue causada por un elefante y el cuerpo se lo comieron los leones. La familia de la víctima, cuya identidad no transcendió, ya fue notificada, y sus compañeros quedaron detenidos mientras dura la investigación del caso.

"Las indicaciones encontradas en la escena sugirieron que una manada de leones había devorado los restos, dejando solo un cráneo humano y un par de pantalones", detallaron y lamentaron los encargados.

Glenn Phillips, el gerente ejecutivo del Parque Nacional Kruger, recordó que la advertencia es constante, no se puede ingresar a la reserva sin ponerse en peligro.

Recordó que Kruger es considerada como zona de protección intensiva, y el gobierno emplea varios recursos para impedir la caza furtiva, como aeronaves, perros, guardabosques especiales y una unidad de investigación de delitos ambientales.

Los cazadores por lo general cazan al rinoceronte africano porque su cuerno, debido a la creencia entre algunos que practican la medicina oriental, tiene beneficios afrodisíacos, lo que lo hace más valioso que la cocaína en algunas partes del mundo.


Fuente: UH