Caracas trata de retomar actividades y zonas de Venezuela siguen sin luz

La principal vía de transporte de la capital de Venezuela, el metro, comenzó a prestar servicio en su horario regular lo que mejoró las condiciones de movilidad de los caraqueños, que durante el lunes se enfrentaron a largas caminatas y horas de espera en paradas para poder trasladarse en los escasos autobuses que hay en la capital.

Algunos comercios, que también resultaron afectados por los masivos apagones registrados en marzo, también comenzaron a abrir sus puertas, aunque otros las mantienes cerradas.

Los colegios aún no imparten clases, pero hay universidades privadas que retomaron sus labores pese al asueto obligatorio ordenado desde el Gobierno de Nicolás Maduro.

Nota relacionada: Al séptimo día se encienden las protestas por el apagón en Venezuela

El suministro del agua aún no se restableció con total normalidad, aunque en algunas zonas de la cuidad ya comienza a llegar.

Este martes de nuevo se producen algunas protestas en lugares populares como Petare.

Hay sectores de Caracas y otros estados que se mantienen sin luz, incluso desde la semana pasada.

Nota relacionada: Prácticas de la Edad Media para enfrentar el apagón en Venezuela

Testigos en los estados occidentales de Zulia, Trujillo, Mérida y Falcón dijeron a Efe que no cuentan con el servicio eléctrico y de agua desde el pasado viernes.

En el oriente, localidades del estado Anzoátegui como Anaco o Bruzual ya cumplen 30 y 40 horas sin luz, respectivamente, informó el gobernador de la región, Antonio Barreto Sira en su cuenta de Twitter.

Aunque no hay información oficial sobre la situación del resto de los estados, en las redes sociales usuarios reportan falta de luz en estados del centro del país como Aragua o Carabobo.

Nota relacionada: Guaidó asegura tener un plan para resolver la crisis eléctrica en Venezuela

En el país se aplica desde el domingo un racionamiento eléctrico del que no se conocen detalles ordenado por el presidente Maduro luego de los masivos apagones registrados en marzo, que según dijo, fueron producto de “actos terroristas” contra la principal hidroeléctrica del país, el Guri, ubicada Bolívar (sur).

El mandatario responsabiliza a la oposición y a Estados Unidos de los “ataques cibernéticos” y con fusiles de larga distancia.

Los frecuentes apagones en Venezuela paralizaron al país, pues se vieron afectados el Internet, el agua, los comercios, las comunicaciones y el transporte.

Fuente: EFE.


Fuente: UH