Bañadenses cerraron Artigas y siguen reclamando soluciones

Los bañadenses realizaron el tercer día de su manifestación. Para ello, optaron por el cierre de la avenida Artigas, en su intersección con la calle Brasilia, desde las 18.00, en un horario pico del tránsito capitalino

Los mismos forman parte de distintas organizaciones comunitarias y de comisiones vecinales, entre ellas la Coordinadora de Defensa Comunitaria del Bañado Norte (Coodeco), la Coordinadora de Blanco Cué y Chacarita Yvy Saite.

bañadenses Artigas

Durante varios minutos, los manifestantes cerraron la venida Artigas en la esquina con la calle Brasilia.

Video: Gentileza.

Los mismos anunciaron, a través de un comunicado, que seguirán con la medida de fuerza hasta obtener alternativas de solución digna y definitiva por parte del Estado al drama de las inundaciones que tanto les perjudica con cada crecida del río Paraguay.

Lea más: Con promesas de soluciones definitivas, Gobierno busca calmar a inundados

El principal pedido que hacen es la construcción de una defensa costera que cuente con un sistema de compuertas y bombeo en los distintos cauces del río Paraguay y a lo largo de la Costanera Norte (Las Mercedes, Barrail, Mburicao y San Roque).

"Esto sería adecuar una propuesta técnica y su contraparte financiera que ya existen a la avenida Costanera, de manera a evitar que las comunidades que quedaron sometidas al efecto palangana se sigan inundando", refirieron en el documento.

Exigen también que el Gobierno apunte a la construcción de viviendas dignas en el territorio bañadense y que estas conecten con la avenida Costanera, adjudicando las tierras a los pobladores históricos de la zona ribereña.

Lea también: Damnificados aseguran que no abandonarán la plaza Juan de Salazar

Alegaron que sienten desconfianza hacia las instituciones responsables porque estas "dilatan las propuestas y finalmente no se toman las decisiones políticas vinculantes".

Hasta la fecha, son más de 21.000 familias afectadas tras las inundaciones en todo el país. La mayor cantidad de damnificados pertenecen a la capital del país.

Muchas de las familias fueron reubicadas en los refugios que fueron instalados por las instituciones estatales, mientras que otros crean sus propios albergues de chapa y madera en paseos centrales y plazas, reclamando abandono de las autoridades.


Fuente: UH