Asegurados urgen refugios en paradas del minibús en la Central

La construcción de una parada que sirva como albergue en días con precipitaciones es lo que piden principalmente las personas de la tercera edad que acuden diariamente al Hospital Central.

"En la lluvia estuvimos esperando. Las ancianitas estaban temblando de frío. Es una cosa increíble", se quejó Malena Sosa, que acude todos los meses a sus controles médicos.

Aparte de esperar en condiciones precarias para subir al minibús, se quejó de que solo uno funciona diariamente para trasladar a los asegurados desde la entrada hasta la explanada del Hospital Central.

RECLAMO. "No hay un techito de manera que podamos estar tranquilamente. Es una vergüenza. Es triste. Las ancianitas no se pueden bajar. Venimos como sardinas", relató con relación a la odisea de viajar en el vehículo.

Malena Sosa pidió a las autoridades del Instituto de Previsión Social que se construyan los refugios para una mayor comodidad de los pacientes. La asegurada destacó el servicio médico y la provisión de medicamentos.

Los pacientes lamentan el deplorable estado de los móviles y la escasa disponibilidad en horas pico. A veces funcionan dos, otras solo uno está disponible, por lo que las personas optan por subir caminando hasta el centro médico. En días de lluvia, la situación se complica ante la falta de un techo o un refugio.

Un promedio de 8.000 personas al día son trasladadas en los pequeños vehículos, ida y vuelta. El minibús es exclusivo para las personas de la tercera edad, embarazadas y otras personas con prioridad. Con la llegada del otoño, se espera que el reclamo sea atendido.

En la lluvia estuvimos esperando. Las ancianitas estaban temblando de frío. Es una cosa increíble. Malena Sosa, asegurada.


Fuente: UH