Alertan sobre peligrosas favelas en bañados si postergan Franja Costera

Explicó que el plan maestro de la megaobra se concibió en 1993 con vistas a una solución integral y definitiva para el drama de las inundaciones, el cual se puede desarrollar por etapas o módulos. En ese sentido, agregó que toca diferentes componentes, como relleno a cota 64, reordenamiento territorial, relocalización de familias, mejoramiento socioeconómico, saneamiento de cursos de agua contaminados, restauración de recursos naturales, desarrollo inmobiliario, entre otros.

Al insistir en su advertencia de que los puntos ribereños que rodean la capital pueden volverse sitios peligrosos e impenetrables, Garay apuntó que "el deterioro seguirá creciendo y llegará el momento en que ya no habrá más nada que hacer si no se interviene, como es el caso de las favelas en Brasil, en España (chabolas), en México (barriadas). Y eso no solo es problema para sus pobladores, sino para el resto de la ciudad".

URGIMIENTO. En otro momento, el arquitecto Garay indicó que si bien se dio un gran paso con la firma de un acta de compromiso entre la Comuna asuncena y el Gobierno Nacional, urge proceder a crear un ente a modo de sociedad o consorcio público para dar sostenibilidad al proyecto.

Resaltó que una vez que se dé ese paso se debe realizar una planificación, cuyo desarrollo puede darse en un plazo de ocho años, con una inversión estimada de USD 100 millones anuales. "Puede ser menor la inversión, ya que la Costanera Norte, la Costanera Sur, Chacarita Alta, el barrio Tacumbú y otros ya tienen presupuesto", expresó.

"Con un cronograma, la gente sabrá en qué año se harán los trabajos en la zona y no como ahora que existe incertidumbre. Todo eso genera confianza en los pobladores", acotó.

Apuntó que es de fundamental importancia la realización de un censo para determinar el número de familias beneficiarias y no permitir que ninguna otra pueda entrar y arriesgar la materialización del proyecto.

A modo de ejemplo indicó que en 1996, con 8.000 soluciones habitacionales, se terminaba con el problema de las inundaciones en los bañados, cifra que hoy ya superaría las 20.000.


Fuente: UH