A crisis por rubro se suma la falta de merienda y gratuidad

La falta de docentes por la jubilación que perjudica a más de 40.000 niños y jóvenes no es el único problema que afecta a la educación paraguaya.

Según confirmó la misma Gobernación de Central, 181.067 escolares no acceden al complemento nutricional desde el inicio de clases.

El almuerzo, que alcanza a 10.723 alumnos, se da recién desde el pasado 20 de marzo.

Asimismo, 9.300 instituciones educativas no recibieron aún los recursos en concepto de la gratuidad, por valor cercano a G. 40.404 millones (es lo que se recibió en el primer desembolso en 2018).

"Lo de la alimentación escolar es una pena, porque más allá de las deudas o disputas que puedan darse entre las administraciones de turno, los chicos son siempre los más afectados", manifestó Gabriel Espínola, secretario general de la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP – Auténtica).

El gremio protagonizó ayer una protesta en el patio de la sede de la Gobernación.

Con respecto a la gratuidad, el titular del Sindicato de Directores (Sinadi), Miguel Marecos, comentó que las escuelas necesitan de mantenimiento y elementos de limpieza, pero el MEC aún no desembolsa recursos.

Respuestas. La secretaria de Educación de Central, María Amelia Britos, confirmó los retrasos en el complemento nutricional. Recién para el 22 de abril estaría lista la merienda. "Tuvimos deudas del Gobierno anterior y protestas en la licitación, esperamos llegar después de Semana Santa", dijo.

El ministro de Educación, Eduardo Petta, confirmó que no se pagó por gratuidad, pero dijo que no existe retraso en la gratuidad y atribuyó a intereses políticos el reclamo del Sinadi.

El complemento nutricional es necesario para que los chicos aprendan en clase. Además, los recursos están. Gabriel Espínola, secretario de la OTEP.


Fuente: UH