Venecia aprueba tasa de entrada para controlar el turismo masivo

El Ayuntamiento de Venecia votó por primera vez en su historia para imponer una tasa de entrada a sus visitantes. A favor estuvieron 22 de los 33 representantes locales presentes.

También se adoptó una directiva para hacer inmediata la aplicación de esta norma, según un comunicado del consistorio veneciano.

En Venecia, como en otras urbes turísticas de Italia, el visitante debía abonar una tasa por cada noche que pasaba en la ciudad, pero ahora pagará este impuesto alternativo el que solo visite Venecia para pasar el día, conocido como el turista “muerde y huye”.

El objetivo es sacar provecho económico del gran flujo turístico de la ciudad, a veces insoportable y que contribuye a su acuciante despoblación y sus altos precios, y emplear los fondos recabados para el mantenimiento de su rico patrimonio.

También puede leer: Italia ya no quiere cruceros en Venecia: Aprueba plan para alejar el paso de barcos

Se prevé que la tasa empiece a pagarse a partir del mayo próximo en esta ciudad del norte de Italia y durante este año costará tres euros, mientras que desde 2020 aumentará a seis euros. El precio podrá llegar hasta los 10 euros cuando se registre “un excepcional y crítico flujo turístico”.

El impuesto, avalado en los Presupuestos Generales del Gobierno italiano para 2019, estará incluido en el billete de los medios de transporte con los que se llegue a la ciudad de los canales.

Están exentos de su pago los niños menores de 6 años, los discapacitados, los deportistas federados, los aficionados de deportes que lleguen con medios públicos o las autoridades institucionales, entre otros.

Por el contrario, se descartó introducir entre las exenciones a los invitados a ceremonias religiosas o civiles, como las bodas, los bautismos y los funerales.

Fuente: EFE.


Fuente: UH