Turba de Ulises acorraló a fiscala por conseguir prorrogar su caso

Ledesma abandonó el recinto del Tribunal Penal de Ciudad del Este bajo los gritos de "vendida" y "bandida", entre otros calificativos despectivos por parte de los escrachadores, entre quienes se encontraban abogados, taxistas y seguidores de Quintana.

Los manifestantes inicialmente escracharon a Ledesma en el pasillo de las salas de juicios orales, de donde salió con fuerte custodia policial. Posteriormente, la esperaron sobre la calle Acá Carayá, donde volvieron a gritarle.

Agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Departamento Táctico de la Policía en el Alto Paraná tuvieron que hacer un cordón para proteger a la fiscala y posteriormente abrir paso a su vehículo para que pudiera abandonar la sede judicial.

Los manifestantes se mostraron molestos por el pedido de prórroga solicitado ante la Primera Sala de la Cámara de Apelaciones del Tribunal de la Capital del país, cuyos miembros concedieron el pedido y de esa manera prolongaron el plazo para la etapa investigativa hasta setiembre próximo.

"La fiscala dice que tiene pruebas contundentes, pero no le lleva a juicio oral. Piden prórroga para dilatar, para que Ulises siga en prisión", afirmó el dirigente taxista Valero Martínez, quien participó del escrache.

Los seguidores creen que la Fiscalía está regulando su investigación para perjudicar a Ulises, quien actualmente lidera el movimiento Dignidad y Firmeza del Partido Colorado, que lo inscribió para las internas partidarias como precandidato.

El abogado Derlis Martínez, defensor de Quintana, afirmó que igualmente solicitarán la revisión de medidas una vez que concluyan los seis meses, teniendo en cuenta que para la defensa se diluye la posibilidad de comprobar su participación en algunos de los hechos imputados, por lo que cabría la libertad bajo medidas por cumplir la pena mínima en prisión por algunos de los hechos que se le imputan.

La Cámara de Apelaciones Primera Sala de la Capital concedió una prórroga para extender la investigación contra Quintana por seis meses más. En principio, el plazo era hasta el 9 de marzo,


Fuente: UH