Soja y comercio fronterizo ensombrecen perspectivas

Los efectos de la sequía en el rendimiento del principal producto de exportación y la incidencia del comportamiento del real brasileño en el movimiento de zonas como las de Ciudad del Este constituyen los riesgos a la baja que se presentan en las proyecciones económicas para el 2019, a criterio del ex presidente del Banco Central del Paraguay (BCP) Carlos Fernández Valdovinos.

En el caso de la soja, considera que se debe esperar a contar con los resultados finales de la zafra (correspondiente a la campaña setiembre 2018-marzo 2019) para calcular con precisión los puntos que podría restarle a la variación del PIB.

Recuerda que la zafra representa un peso de 65% en la agricultura, sector que conforma el 9% de la estructura económica del país. Para esta campaña, se espera una cosecha de entre 8,5 y 8,8 millones de toneladas de soja, inferior a las 10,3 millones de toneladas obtenidas en la producción anterior, agrega.

"Teníamos (estimado) un crecimiento de 4% (del PIB) para este año, pero las informaciones que tenemos sobre la zafra, que es la gran cosecha, (hablan) de una merma sensible y es inevitable que termine afectando, por lo menos aumentan los riesgos de que se hagan revisiones a la baja. Ya sabiendo que hay por lo menos un 15% menos de soja este año, evidentemente eso va a tener su impacto en el PIB", explica.

Respecto al comercio de frontera, relata que la capital altoparanaense no ha recuperado su dinamismo y no se han cumplido así las expectativas. Esto, debido a que los vecinos no tuvieron un incremento significativo en su poder adquisitivo y, en consecuencia, no se sienten motivados a hacer sus compras en el lado paraguayo.

"Se había apreciado mucho el real frente a la moneda norteamericana, por lo cual empezó a moverse nuevamente la aguja de la actividad en Ciudad del Este, pero recientemente el real se ha depreciado en contra del dólar y el comercio de frontera es muy sensible a estos movimientos, la actividad no terminó de recuperarse como se esperaba, el movimiento está lento allá", agrega.

El analista Amílcar Ferreira sugiere que se apliquen medidas que impulsen el crédito para enfrentar los efectos de los mencionados factores adversos. Se refiere a la necesidad de un mayor protagonismo de la banca pública, a fin de financiar inversiones, y de facilidades para la refinanciación de deudas de los sectores perjudicados.

"Parte de las deudas del sistema financiero va a requerir ser refinanciada este año. Si el Gobierno tiene una mirada adecuada sobre lo que está sucediendo en la economía, debería prestar atención a eso. Estamos con un viento en contra porque la devaluación de los países vecinos y la caída de la producción de soja, que va a generar un menor ingreso de divisas, generan unas condiciones no tan favorables", dice.

análisis. El grupo Basanomics presentará su actualización de proyecciones económicas este 6 de marzo, en un evento organizado en la ciudad de Encarnación.

Fernández Valdovinos, miembro de este equipo, insta a cuidar la estabilidad macroeconómica y menciona a la cotización del dólar como el indicador que dará mayor tranquilidad al mercado local en los próximos meses, tras los anuncios de la Reserva Federal de Estados Unidos.


Fuente: UH