Reo de Emboscada y cajero habrían planeado asalto a sucursal bancaria

Según datos que maneja el Ministerio Público, el asalto del pasado 24 de enero a la sucursal del Banco Sudameris, del barrio Recoleta, en Asunción, fue planeado, supuestamente, por el cajero Celso Cabañas y por el reo Juan Silguero Añazco, quien se encuentra en la Penitenciaría Regional de Emboscada.

El fiscal Federico Leguizamón contó este miércoles los detalles de cómo se planeó y se ejecutó el hecho, según las declaraciones de uno de los detenidos, Ceferino Nicolás Quiñónez Báez, de 26 años.

El mismo fue detenido el pasado lunes por agentes del Departamento de Delitos Económicos de la Policía Nacional, sindicado de ser uno de los responsables del asalto, de donde se llevaron G. 995 millones y USD 10.000.

Leé más: Detienen a tres personas por asalto a banco en Asunción

El asalto se ideó desde la cárcel de Emboscada

Quiñónez contó este martes, al prestar declaración ante el fiscal Leguizamón, que una persona clave en el caso es el hoy prófugo Mathías Adrián Bordón Facetti, de 20 años, a quien conoció en una ocasión en que ambos fueron detenidos y estaban en la sede de Judiciales.

Bordón Facetti supuestamente le propuso “un trabajo” a Ceferino Quiñónez en la entidad bancaria, según explicó el representante del Ministerio Público.

Luego le dijo que tenía que ir hasta el penal de Emboscada, en el Departamento de Cordillera, y ahí sería contactado por el recluso Juan Silguero Añazco.

Nota relacionada: 2 detenidos por asalto a sucursal de Sudameris

“Ceferino Quiñónez llega a la Penitenciaría de Emboscada, es contactado por Silguero y le explica cómo sería el hecho. Le dijo que cuando salga (de la cárcel) él iba a ser contactado (por teléfono) por el cajero de la entidad de nombre Celso David Cabañas”, manifestó el fiscal.

Posteriormente, cuando Quiñónez salió de la cárcel, efectivamente fue contactado por Celso Cabañas, quien se hizo llamar Alberto, y entre ambos empezaron a planear el golpe, según los datos que ahora manejan los investigadores.

Cabañas fue detenido el pasado 1 de febrero con Joel Viera, guardia de seguridad.

Te puede interesar: Asalto a banco: Un detenido declaró y dos mujeres se abstuvieron

Supuestamente, el cajero le dijo a Ceferino Quiñónez que el asalto debía realizarse el 24 de enero, porque es el día en que la bóveda se encuentra “a tope”.

Fue así que Canañas contacta con Mathías Bordón y este se encarga de toda la logística para conseguir los chóferes y vehículos para realizar el asalto, siempre de acuerdo con lo que contó Leguizamón con base en la declaración de Quiñónez.

Día del hecho

El reloj marcaba las 13.05, el pasado jueves 24 de enero, cuando Bordón y Quiñónez ingresaron a la sucursal de Sudameris y redujeron al guardia.

“Mathías se queda con el guardia en el piso, mientras que Ceferino, con ayuda de Celso (cajero), carga las bolsas de dinero. Luego el empleado le dice: ‘las bolsas de plástico son de ustedes y las bolsas de caudales con precintas son para mí'”, contó el representante del Ministerio Público.

Más en: Delincuentes asaltan sucursal de un banco en Asunción

Una vez que cargan todas las bolsas salen de la entidad financiera, se suben a un vehículo y van hasta la avenida Guido Boggiani, en Asunción, en donde se quitan las vestimentas que tenían y hacen una repartija del botín.

Finalmente, Ceferino Quiñónez va hasta la ciudad de Capiatá a bordo de un colectivo con el dinero guardado en el interior de una mochila.

El arma que utilizaron era de juguete y quedó en poder de Mathías Bordón aquel día, al igual que el arma que le sacaron al guardia de seguridad Joel Viera.

Desde esa vez, Quiñónez ya no tuvo más contacto con Bordón, según su relato ante las autoridades.

Imputaciones

El fiscal Federico Leguizamón imputó a Ceferino Nicolás Quiñónez, Mathías Bordón Facetti y a Celso Cabañas por robo agravado, en carácter de coautores; mientras que Juan Silguero Añazco fue procesado por el mismo hecho, pero en carácter de instigador.

Mientras que Nilze Elizabeth Varela Rodríguez y Epifania Báez Alcaraz, detenidas en el mismo procedimiento que Quiñónez, fueron imputadas por soborno agravado en grado de tentativa.

El cajero Celso Cabañas debe prestar declaración indagatoria en la jornada de este miércoles ante el Ministerio Público.

Por su parte, Bordón cuenta con una orden de captura. Además, de acuerdo con los datos de la investigación, tiene antecedentes por reducción, del año 2018, y prohibición de salida del país.

También está detenido el guardia de seguridad del banco de nombre Joel Viera, sin embargo, hasta el momento aún no hay imputación en su contra.


Fuente: UH