Por sexta vez protestan por la crisis de agua en Mariano

"Luego de meses sin agua y protestas, funcionarios de Essap vinieron a trabajar en las cuadras y tuvimos un poco, pero solo de noche y en las canillas del frente, en el fondo de la casa ya no. Vemos que hacen maniobras, pero nos dicen los operarios que hasta ahora no saben por qué no llega bien", relató Blas Sosa, del grupo de ciudadanos que realizó la sexta protesta en lo que va del año.

Señaló que tras la reunión con autoridades y el recorrido por el centro de distribución, donde estarán las tres plantas, Chase prometió que el trabajo sería durante las 24 horas para acelerar los procesos y lograr el abastecimiento regular. "Volvimos a ir el domingo para corroborar y el lugar estaba cerrado", indicó.

Agua Turbia. Según Sosa, en una de las ocasiones de provisión de agua, a través de los camiones cisternas –medida paliativa que ofrecen a los usuarios– el líquido proveído presentaba un aspecto turbio por lo que decidió realizar una denuncia por delito ambiental. "El presidente minimizó el caso diciendo que la turbiedad no significa que deje de ser potable. El agua estaba llena de arena", lamentó.

Desde ÚH se intentó conocer la postura tanto del presidente de Essap como de otros representantes, pero no contestaron las llamadas.

Escasez. La falta de agua también afecta a las zonas de Limpio y San Bernardino, además de Asunción, en el barrio Obrero y Roberto L. Pettit. Los moradores de estas zonas también salieron a las calles a protestar. Desde la institución aseguraron días anteriores que trabajan en la instalación de plantas de tratamientos, en Mariano y San Bernardino y en la interconexión de cañerías y perforación de pozo, para las zonas de los barrios capitalinos afectados. Mientras tanto, la mayoría de usuarios dependen de los camiones cisternas que recorren las cuadras para el abastecimiento.


Fuente: UH