Por día, la Policía recibe 40 denuncias de robo o extravío de celulares

El comisario Carlos Duré, jefe del operativo a tres locales comerciales en el Mercado 4 de Asunción, se refirió sobre las denuncias relacionadas al robo o extravío de celulares. Indicó que, por día, se registra un promedio de 40 denuncias de hurto.

Duré manifestó, durante una entrevista a Monumental 1080 AM, que la mayoría de los artefactos van a parar a los locales comerciales del citado mercado municipal; entre ellos, la conocida Galería San Miguel, donde son revendidos o son desarmados.

"Es un secreto a voces y ese lugar, probablemente, es el más conflictivo en cuanto a las adulteraciones de celulares robados", señaló el uniformado. Aunque no descartó que podrían existir otros sitios donde se realizan este tipo de acciones.

Otro de los métodos para volver a vender un celular robado es cambiando los números de IMEI (Sistema Internacional para la Identidad de Equipos Móviles), de los teléfonos móviles robados. Así vuelven a circular en el mercado.

En otro momento, resaltó la Ley 5629, que obliga a las empresas telefónicas a realizar el bloqueo a equipos móviles denunciados como robados o extraviados, a través del IMEI.

Posteriormente, dicha información debe ser proveída a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), ante la sospecha de cualquier hecho punible.

Procedimiento en el Mercado 4

El procedimiento se llevó a cabo alrededor de las 20.00 de este lunes. Se allanaron varios locales comerciales alojados en la Galería San Miguel y Shopping La Divinna, situados sobre la avenida Rodríguez de Francia y Mayor Fleitas, en el Mercado Municipal 4.

Nota relacionada: Fiscalía incauta 100 bolsas con celulares del Mercado 4

En total, se incautaron aproximadamente 100 bolsas con celulares y otros artefactos electrónicos que serían robados, según información que maneja el Ministerio Público. El allanamiento fue liderado por las fiscalas Carmen Gubetich de Cattoni y María Estefanía González.

Se sospecha que en dichos lugares se compran celulares robados y, posteriormente, se adulteran para luego volver a ser vendidos.

Al respecto, el uniformado indicó que este tipo de acciones sirven para dar un golpe a quienes se dedican a este hecho ilícito. Duré estima que el daño económico ronda los USD 1 millón, solo con celulares de alta gama.

Además, agregó que esto es una lucha que involucra a varias instituciones, y no solo a la Policía Nacional.

Los aparatos incautados serán analizados por los investigadores para puntualizar su procedencia.


Fuente: UH