Policía recibe un disparo al dispersar a personas de una estación de servicio

El suboficial segundo Andrés García Torres, del Puesto Policial 5 de la Policía Nacional, fue baleado en el rostro en el momento en que procedía, junto a otros dos policías, al despeje de vehículos en una estación de servicios Petrochaco, ubicada en el kilómetro 9 de Ciudad del Este.

"Estábamos tratando de despejar el lugar, hablando con las personas para que se retiren de allí, porque había muchos vehículos con música a alto volumen. La mayoría se retiró sin problemas; pero el sujeto nos dijo: ‘Ustedes son los que deben retirarse’, y comenzó a maltratar verbalmente al personal. Allí, el suboficial se acercó a su vehículo y fue baleado. Todo ocurrió muy rápido", relató el suboficial superior Vicente Bogado, subjefe del Puesto Policial 5.

Según el agente policial, el autor estaba en estado etílico. Además, se presume que antes de que los agentes policiales llegasen al lugar ya había efectuado dos disparos al aire.

Está sindicado como supuesto autor Carlos Armando Báez Torales, con antecedentes por reducción (año 2014 ), hurto agravado (año 2015), con prohibición de consumir bebidas alcohólicas y salida del país.

Posteriormente, el hombre huyó en una camioneta de la marca Chevrolet, modelo S10, color plata, con matrícula CCR 556.

Entretanto, el herido fue derivado al Hospital de la Fundación Tesãi en un vehículo particular y fue atendido por el médico de guardia Juan Manuel Rivas.

El diagnóstico es herida de bala con orificio de entrada a la altura del pómulo derecho y orificio de salida en la nuca. El informe policial señala que el agente se encuentra en estable y en recuperación.

El caso fue comunicado a la fiscala Juliana Giménez y los investigadores están en la búsqueda del supuesto autor.


Fuente: UH