Niña baleada por policías se recupera favorablemente

Los policías que persiguieron y dispararon contra un bus escolar por “circular en actitud sospechosa” hirieron a dos niñas de 8 y 11 años. La menor se llevó la peor parte, ya que recibió tres balazos: dos en las piernas y uno en la muñeca.

Tuvo que ser internada en el área de Urgencia Pediátrica del Hospital Central del Instituto de Previsión (IPS), donde fue intervenida quirúrgicamente.

Según el parte médico, la paciente está despierta, consumiendo alimentos y evolucionando favorablemente, informó NoticiasPy.

La otra niña recibió un refilón y fue atendida en Luque, donde poco después le dieron el alta.

El confuso episodio se desarrolló en la tarde de este lunes en la ciudad de Areguá, Departamento Central. Dos mujeres y tres niñas eran las únicas ocupantes del móvil escolar Mis Niños.

Nota relacionada: Víctima relata cómo fueron baleadas por policías en Areguá

Más del caso

Eran alrededor de las 18.00 del lunes, cuando agentes policiales del Departamento de Investigación de Delitos de la Brigada Central iniciaron una persecución y abrieron fuego contra la furgoneta Toyota Noah, que funciona como transporte escolar.

Su conductora, Norma Beatriz Velázquez, se disponía a dejar a su última pasajera en el barrio Cañada, de Areguá, cuando las balas comenzaron a impactar contra su rodado.

Lea más: Fiscalía levanta 50 vainillas servidas tras disparos de policías a transporte escolar

Sin entender qué estaba pasando, la mujer intentó huir, pero uno de los tantos proyectiles impactó en una de las ruedas provocando que el móvil detuviera la marcha.

Los agentes alegaron que dispararon contra el bus, porque estaba circulando de manera sospechosa. En total, los peritos levantaron 50 vainillas servidas, de las cuales siete impactaron contra el móvil escolar.

Tras el hecho, quedaron detenidos el oficial inspector Néstor Gerardo Vázquez Guerrero, de 33 años, y el suboficial 2º Jorge Manuel Cañiza, de 27 años.

Los otros uniformados implicados son Cristian Llanes Servín, Marcial Flores Gauto y Mario Luis Fariña Echeverría.


Fuente: UH