Ñemby festejó con honores

Estructura sólida, criterio estratégico y hombres de jerarquía fueron las claves del éxito para la representación ñembyense, que en su tercera chance como finalista logró el título de campeón.

La base "familiar" estuvo compuesta por los hermanos y tío Cabrera (Adrián, Héctor y Aldo), los Troche (Carlos y Richard), los Meza (Sabino, el presidente, y Alberto, el capitán) y los primos (Benítez y Vázquez).

El grupo, tras una parada en la Basílica de Caacupé, fue recibido con todos los honores por los hinchas y familiares que coparon el Acceso Sur.

ANIMARSE A MÁS. "Es el premio a los años de trabajo humilde, pero con objetivos claros. Es algo que soñamos desde que nos fundamos como federación, y con este título estamos marcando un antes y un después para que todas esas federaciones que son mal llamadas 'chicas' se animen a más y que puedan disfrutar de esto en su momento", expresó el capitán Sabino Alberto Meza.

Meza, que fue electo el mejor arquero del torneo, aseveró: "La derrota ante Villa Hayes nos impulsó a ir por el gran objetivo. Nos hizo pisar tierra y marcó el camino para corregir los errores. Una de las claves fue el diálogo casi familiar reinante en el grupo, el conocer nuestras virtudes y defectos, permitió encontrar un norte que nos embarcó al éxito". A su vez, Héctor Cabrera, uno de los goleadores del certamen, con 7 conquistas apuntó: “Esto se logra solo con sacrificio y trabajo, es el premio para la gente que siempre confió en nosotros. Llegamos sin hacer ruido y nos vamos con el éxito mayor, esto no tiene precio”.

Entre festejos, Arnold Vázquez, reflexionó: "Sacamos adelante esto con mucha garra y corazón, por sobre todo con humildad. Somos todos jugadores de la casa y por eso esta consagración tiene un sabor más que especial”.


Fuente: UH